Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jubilados y viudas, los más favorecidos por el aumento de las pensiones

Las pensiones de la Seguridad Social aumentarán en 1978 hasta un 40,42 % respecto a su cuantía a 31 de diciembre pasado en las dotaciones más bajas, en virtud de dos reales decretos publicados ayer en el Boletín Oficial del Estado. La norma legal señala asimismo la equiparación escalonada de las dotaciones para los distintos regímenes. Esta elevación de las pensiones supone un crecimiento global del 30% para la masa adjudicada, en cumplimiento de los pactos de la Moncloa. Asimismo, el BOE publicó ayer el decreto-ley de la Jefatura del Estado sobre cotizaciones a la Seguridad Social para 1978 -véase EL PAIS del 20 de enero-, aprobado por el Consejo de Ministros de la pasada semana.Los aumentos señalados para las diversas pensiones se producirán en dos fases, a partir del 1 de enero pasado y el 1 de julio próximo, en cuantías que oscilan entre el 18% -primera fase- y el 19% -a partir de julio- para las más bajas, y el 1 % para las de mayor cuantía. En cuanto al proceso de igualación de las dotaciones correspondientes al régimen general y los autónomos, se llevará a cabo también en dos fases semestrales, de modo que se alcance la equiparación antes del 31 de diciembre del presente año, tal y como especifica el contenido de los pactos de la Moncloa, suscritos entre el Gobierno y los partidos de la Oposición parlamentaria.

Según fuentes próximas a la Administración, el número de pensionistas de la Seguridad Social era, a 31 de diciembre pasado, de 3,6 millones de personas, y la masa global de prestaciones totalizaba 38 1.000 millones de pesetas. Sin atender al incremento en el número de pensionistas, lo fijado por el Pacto de la Moncloa supone que la cifra global de prestaciones se sitúe en los 495.300 millones; es decir, con un aumento absoluto de 114.300 millones de pesetas. El promedio correspondiente a cada pensionista es, para 1978 de 11.224 pesetas mensuales, frente a las 8.639 pesetas correspondientes al mismo concepto en el año precedente.

Un estudio de la distribución de las pensiones señala que el 64,80% de los pensionistas se encuentran percibiendo el mínimo estipulado, que se cifra en torno a las 10.000 pesetas, según las categorías y regímenes aplicados.

La dotación de pensiones apuntada para 1978 supondrá aproximadamente el 38,5% del total presupuestario de la Seguridad Social.

Los tipos de dotación que resultan más favorecidos de la nueva ordenación del régimen de pensiones son las de viudedad y jubilación.

La dotación presupuestaria de la Seguridad Social estimada para 1978 es de 1,2 billones de pesetas, para cuya financiación se ha previsto el incremento de cuotas contenido en el decreto ley publicado igualmente ayer en el Boletín Oficial del Estado. A este respecto, la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), difundió a última hora de ayer una nota en la que se señalaba que el texto del citado decreto ley podía permitir un incremento de las aportaciones empresariales de hasta el 30%.

En los últimos meses, muchas empresas españolas han dejado de cotizar unilateralmente a la Seguridad Social, estimándose el monto de la deuda en unos 200.000 millones de pesetas. No obstante, el equipo directivo del Ministerio competente, con su titular a la cabeza, vienen rehusando sistemáticamente cualquier precisión al respecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de enero de 1978

Más información

  • Los decretos, publicados en el "BOE"