Canarias, la culminación de una crisis

Persiste el clima de violencia en Tenerife y La Laguna

S. Cruz de Tenerife - 14 dic 1977 - 23:00 UTC

Durante todas las horas del día y de la noche las fuerzas antidisturbios continúan patrullando las calles de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna, que permanecen bajo un ambiente de tensión en el que no faltan duros choques de manifestantes y fuerza pública. Ante el grave deterioro de la situación después de la muerte del estudiante Javier Fernández Quesada, el rector de la Universidad de La Laguna ha decretado el cierre de la misma hasta el mes de enero. El hecho más grave registrado ayer fue el tiroteo de dos policías armados, que prestaban servicio ante un establecimiento de Galerías Preciados, y que resultaron heridos por los impactos de los perdigones, uno gravemente y el otro de carácter leve. Este atentado ha sido condenado por los partidos más importantes canarios.

Como en jornadas anteriores La Laguna fue el foco de mayor tensión, que no decreció desde que en la noche del martes al miércoles grupos de estudiantes ocuparon edificios universitarios. El rector, profesor Betencour, consiguió mediante gestiones telefónicas con el subsecretario de Educación una mediación ante el Ministerio del Interior para que la fuerza pública, que se disponía a desalojar contundentemente las instalaciones, concediera una tregua para que los estudiantes las abandonaran voluntariamente. Al parecer el propio Martín Villa ordenó al gobernador civil de Tenerife que se concediera la tregua.Todo el día hubo choques

A lo largo del día de ayer siguieron los enfrentamientos con la fuerza pública, especialmente en La Laguna y su recinto universitario donde se levantaron barricadas y hubo lanzamiento de cócteles molotov. No menos de treinta vehículos policiales fueron contabilizados en ese lugar, a última hora de la tarde, por el enviado especial de EL PAIS. En su acción contra los manifestantes -en su mayor parte estudiantes, aunque la autoridad académica estima que actuaron también personas ajenas a la Universidad- la policía utilizó profusamente botes de humo y balas de goma. Ya a última hora un bote de humo ocasionó un incendio en una casa de viviendas de La Laguna.

Varias personas han denunciado los registros minuciosos que la policía del grupo antidisturbios ha hecho en coches particulares. En algunos casos tales registros se llevaron a cabo con dureza inusitada. Ha habido quienes han visitado periódicos locales mostrando los efectos de los malos tratos que dicen haber recibido durante tales registros. Los automóviles que son parados de manera más frecuente son aquellos que llevan crespones negros en señal del luto decretado por la propia Universidad.

La Universidad también luce dos inmensos crespones negros y los edificios docentes muestran la bandera española con igual aditamento simbólico. En la fachada de la catedral de La Laguna hay inscripciones en las que se recuerda el muerto del lunes.

El rector de la Universidad de La Laguna dijo a EL PAIS que ve muy mal la presente situación y no vislumbra una solución pacífica inmediata. El no sólo no ha pedido la presencia de las fuerzas de orden público en el campus, nos dijo, «sino que lo he repetido al gobernador civil, que lo peor que podría hacer era acercar a las fuerzas del orden al recinto de la Universidad. Jamás pediré que vengan, y si alguien lo tiene que ordenar tendría que ser el propio Gobierno a nivel nacional».

Manifestaciones del delegado de orden público

Claudio Ramos Tejedor, delegado especial de la Dirección General de Seguridad para Canarias, dijo a EL PAIS en la mañana de ayer que tanto los grupos antidisturbios como las restantes fuerzas del orden «tienen el propósito que es común a la policía gubernativa: actuar preventivamente, para que no haya ni se reproduzcan incidentes». El señor Ramos Tejedor afirmó también que su impresión es que esta situación violenta que se ha producido llegará a desintegrarse y acabará por sí sola. Mientras persiste, la nuestra será la actitud que adoptamos el lunes: mostrarnos muy pacientes ante el insulto y provocación, e incluso el daño físico, sin recurrir a la defensa personal. Nosotros no nos tomamos la cuestión en los enfrentamientos que protagonizan los manifestantes como un asunto de amor propio.

Autoridades de la Guardia Civil investigan por su parte las circunstancias en que se produjeron los disparos que fueron la causa de la muerte de Javier Fernández Quesada.

El funeral, suspendido

Ante la grave situación creada, los partidos políticos canarios con representación parlamentaria pidieron y obtuvieron del rectorado de la Universidad de La Laguna la suspensión del funeral previsto para la tarde de ayer. La petición de los partidos de aplazar el funeral fue explicada en una rueda de prensa, en la que se denunció el intento de desestabilizar la situación canaria, valorando como desestabilizador el atentado cometido la noche anterior contra los dos policías armados.

Los parlamentarios canarios señalaron cuáles son, según ellos, las posibilidades de resolución de la grave crisis actual. El independentismo, que late en la región y está en la raíz de diversos acontecimientos recientes, es «una opción como otra cualquiera», dijeron tanto los diputados de izquierda como el de UCD Rubén Henríquez. Contra lo que ellos se manifiestan es contra el uso de la violencia para lograr unos propósitos políticos que no descuentan del espectro general de Canarias.

Autonomía y solidaridad

La autonomía es una opción urgente que había que acelerar, de acuerdo con comunistas y con. el senador del PSOE, Alberto de Armas. Este último, sin embargo, expresó la opinión de su partido en el sentido de que la preautonomía o la autonomía, que se pide «para enero antes que para febrero», no lo resolvería todo. «Se necesita, la solidaridad de todos los pueblos de España -dijo más tarde el diputado comunista sevillano Fernando Soto, asistente también a la reunión- para desmontar esta bomba de relojería en que se ha convertido el archipiélago.»

El Partido Comunista de Canarias, a través de su representante insular, José Carlos Mauricio, esbozó un plan de urgencia para que el Gobierno central abandone alguna de sus atribuciones y dote a una junta o Gobierno de Canarias para que éste comience a tornar medidas económicas, políticas y administrativas que estabilicen la situación.

Se necesita también que el Gobierno de Madrid comience a plantearse la cuestión insular desde una perspectiva de relaciones internacionales, dijo el senador del PSOE: «Falta coherencia en la política exterior española y eso se ha reflejado en la creación del conflicto del Sahara, que es el origen de la situación de violencia política que padece hoy el archipiélago.» El Partido Comunista tiene el propósito de enviar inmediatamente una delegación a Argelia para entrevistarse con el Frente Polisario y el FL argelino. El PCE quiere que terminen tanto la intervención marroquí en las islas, a través de empresas en las que el capital de súbditos de Hassan II es manifiesto, y pretende también que el Gobierno argelino deje de subvencionar, con lo que Fernando Soto llamó «dinero subversivo», a «grupos desestabilizadores».

En la isla hay una impresión de callejón sin salida, que no sólo se manifiesta a nivel regional con respecto a la escalada de la violencia, sino con relación a las posibilidades de resolver el punto muerto político.

Tratamiento específico para el archipiélago

A pesar de que ya hay un proyecto preautonómico, y de que todos los partidos parlamentarios parecen dispuestos a lograr acuerdos de principio para precipitar una solución política del conflicto, no se evidencia ninguna salida para las graves dificultades económicas que padece la región.

Tampoco se detecta esperanza alguna en lo que pueda hacer el Poder central, y se tiene la impresión, contrastada ayer con los diversos diputados y representantes de partidos, de que lo mejor que podría hacer Madrid es acelerar una autonomía que debía tener «un tratamiento específico», como señaló Alberto de Armas, «y no dependiente de las ideas que sobre autonomía el Gobierno quiere aplicar en otras zonas del Estado español». «No podemos decir que el Gobierno no conozca los problemas isleños», afirmó el diputado de UCD Rubén Henríquez. «Podremos discutir si lo hace bien o mal, pero informado sí que está el Gobierno de nuestro partido. Diputados tinerfeños de UCD tenían ayer el propósito de visitar en su despacho de Madrid al ministro del Interior, Martín Villa, y el senador del PSOE Alberto de Armas se dirigió por telegrama al presidente del Senado para que nombre una comisión que investigue lo que ha ocurrido en Tenerife.

La policía de Tenerife expresa su pesar

Nuevas muestras de pesar por la muerte y los heridos en los incidentes de Tenerife se recibieron ayer en las redacciones de los medios informativos. En varias capitales de la Península se registraron de nuevo manifestaciones, protagonizadas por pequeños grupos de estudiantes en la mayoría de los casos.

En el periódico El Día de Santa Cruz de Tenerife apareció ayer, entre otras esquelas dedicadas a la memoria de Javier Fernández Quesada, una que va firmada por el Cuerpo General de Policía de Santa Cruz de Tenerife, y en la que se pide una oración por el alma de este joven.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de diciembre de 1977.

Lo más visto en...

Top 50