Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Clima de malestar en las oposiciones a adjuntos de Historia Contemporánea

En medios universitarios han causado profunda sorpresa las calificaciones del primer ejercicio de las oposiciones a profesor adjunto de Historia Contemporánea Universal y de España que se están celebrando en estos días.La sorpresa e inquietud de estos medios se basa en que tras este primer ejercicio, que consiste en la valoración del curriculum de los aspirantes, han quedado situados en puestos muy bajos profesores con historiales académicos de considerable importancia y prestigio. Es el caso del profesor Antoni Jutglar, autor de numerosos libros y con una experiencia docente de cerca de veinte años, a quien la calificación del tribunal coloca en un tercer puesto.

En lugares mucho más bajos han quedado los profesores Bonamusa, autor de trabajos estimables sobre el movimiento obrero catalán; Sánchez Jiménez, con dos importantes obras sobre historia rural de la España contemporánea en su haber; Pérez Ledesma, a quien se debe una tesis sobre la UGT considerada como aportación indispensable al tema, y el profesor Varela, diplomado en Cambridge, doctor por Madrid y Oxford,

El tribunal de estas oposiciones está presidido por el profesor Seco y compuesto por los también profesores Cuenca Toribio, Corona Baratech, Gómez Molleda, Nazario González, Vázquez de Prada y Pedro Gan.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de diciembre de 1977