Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen preautonómico vasco, paralizado por la cuestión navarra

«Estamos seguros de que el Gobierno respetará el acuerdo al que hemos llegado con Clavero. Lo contrario significaría una ruptura unilateral de las negociaciones con el País Vasco, y nos obligarla a estudiar por nuestra parte otras fórmulas para presionar al Gobierno.» El diputado socialista por Vizcaya José María Benegas salía ayer con estas palabras al paso de las informaciones que han circulado en el sentido de que la preautonomía vasca sufría un retraso debido a las presiones ejercidas cerca de Suárez por los parlamentarios navarros de UCD.

Según esto, la UCD de Navarra habría conseguido que Suárez rechazase la fórmula de incorporación a Euskadi acordada por los negociadores vascos y Clavero Arévalo, que deja la decisión final en manos de los órganos de representación provincial, en este caso el Consejo Foral de Navarra, elegido democráticamente después, de las elecciones municipales. Los centristas navarros exigen que en el caso de un pronunciamiento favorable del Consejo Foral sea necesario un refrendo plebiscitario del pueblo navarro.Lo que parece fuera de duda es que el Consejo de Ministros que se reúne hoy en la Moncloa no estudiará el decreto-ley de la Preautonomía Vasca. Según el diputado Benegas, este retraso se debe únicamente a que el adelanto del Consejo de Ministros del viernes al miércoles ha impedido que el tema fuese planteado previamente al presidente Suárez y al consejo político de UCD, trámites que en su día siguió el decreto de restablecimiento de la Generalitat.

«Nosotros estamos convencidos -insistió Benegas- de que el tema irá al siguiente Consejo de Ministros en los términos acordados. Al menos no tenemos razones para pensar otra cosa. La entrevista que todavía tenemos pendiente con Clavero será sólo para dar forma definitiva al borrador, no para modificar su contenido. »

Esta opinión coincide con las declaraciones formuladas ayer al diario bilbaíno Hierro por el diputado vizcaíno de UCD Juan Echevarría, miembro de la comisión negociadora vasca. « En toda negociación tenemos que dejar parte de nuestras ilusiones. Ahora le toca a UCD de Navarra, que entra de repente en el tema, ceder o transigir en las suyas, aunque me parece lógico que tenga contactos para ceder en lo mínimo posible y así no defraudar a su electorado. Sin embargo, todo sigue su curso normal y el documento estoy convencido de que quedará fundamentalmente tal como está redactado.»

No piensa lo mismo su compañero de partido, el senador navarro Jaime Ignacio del Burgo.«Según tenemos entendido -manifestó ayer a EL PAIS-, Clavero se ha limitado a hacer una aproximación que debe ser refrendada por el Gobierno, y una de las cosas que Suárez ha dejado claras desde el principio es que asume nuestras tesis. Esto no quiere decir que nosotros torpedeemos la preautonomía vasca, porque nuestra posición ha estado perfectamente clara siempre.»

«La fórmula que nosotros proponemos -añade- es totalmente democrática: que se pregunte al pueblo, directamente y sin intermediarios, porque, al fin y al cabo, se trata de modificar sustancialmente el status Milenario de Navarra. Estamos seguros de que el Gobierno asumirá nuestra postura. ¿Qué pasaría en otro caso? Bueno, eso es algo hipotético y muy poco probable, pero si ocurriese está claro que no seríamos nosotros quienes rompiésemos con la federación española de UCD, sino que sería ésta la que rompiese con nosotros.»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de noviembre de 1977