Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Secuestrado en vuelo un Boeing alemán que hacía el trayecto Palma-Francfort

Un Boeing 737, de la compañía alemana Lufthansa, fue secuestrado ayer cuando realizaba el vuelo Palma de Mallorca-Francfort con 86 pasajeros a bordo. El avión, primero desviado a Roma y luego a Chipre, fue controlado por un comando que intenta conseguir la «liberación de todos los presos políticos» de la República Federal de Alemania, para reforzar las exigencias ya planteadas con el secuestro del industrial Schleyer, al parecer, íntimamente relacionado con la captura del avión.El Boeing alemán, denominado Landshut, fue secuestrado mientras sobrevolaba la isla de Elba y desviado,entonces, a la capital italiana en busca de combustible. Se desconocen, por el momento, detalles esenciales del secuestro, tales como el número exacto de los secuestradores, la manera en que consiguieron subir sus armas a bordo del aparato y el destino definitivo del aparato.

Este nuevo incidente, que se suma a la escalada de terrorismo que azota a la República Federal de Alemania,- ha provocado el desconcierto del Gobierno de Bonn, que guarda silencio y que convocó con urgencia el llamado «gabinete de crisis», o grupo de expertos que seguía el desarrollo del secuestro de Schleyer, al que, por ahora, parece íntimamente relacionada la captura del avión. El secuestro, según un despacho de la agencia británica Reuter, parece haber sido realizado por la llamada Organización de Lucha contra el Imperialismo en el Mundo. En Roma se informó que uno de los secuestradores se autodenomina Walter Mohamed, se expresa en inglés, y dice ser miembro del grupo Tigre de la citada organización antlimperialista.

Fue en la capital italiana donde el secuestro alcanzó, por el momento, su mayor grado de tensión. Al parecer, el piloto del Boeing despegó de Fiumicino con las luces de la pista apagadas y oponiéndose a todo intento de retención del aparato. Horas después el avión llegaba a Nicosia, donde las autoridades chipriotas accedieron a la escala del avión para repostar, y muy a pesar de la huelga laboral que paralizaba el aeropuerto.

Españoles en el pasaje

Según informa nuestro corresponsal en Palma de Mallorca, J. A. Rodríguez, una tripulación completa de la compañía aérea española de vuelos charter TAE, con base en el aeropuerto de Palma, figura entre los pasajeros del avión Boeing 737.

Esta tripulación está formada por el comandante Cerezo; el segundo Tella; el mecánico señor López; el auxiliar de vuelo, señor Gómez y las azafatas señoritas Maroto y Vander Heustch, que se dirigía a Franefort para relevar a la tripulación de un DC 8 de la compañía. También figura entre los pasajeros, la mayoría de los cuales son turistas de nacionalidad alemana, el comerciante mallorquín Gregorio Cañellas y su hija, aunque los dos poseen pasaporte expedido en Alemania Federal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de octubre de 1977

Más información

  • Varios españoles en el pasaje