Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La batalla de la ratificación

El nuevo tratado sobre el canal de Panamá debe ser ahora ratificado por Estados Unidos y Panamá. En este último Estado será sometido a referéndum y no parece que sus dirigentes encuentren dificultades para ello. Donde va a estar la auténtica batalla de la ratificación es en Estados Unidos, donde es necesario el voto favorable de los dos tercios del Senado, es decir que 67 sobre cien senadores, den su aprobación.Según los últimos sondeos realizados por la Administración Carter, unos cincuenta senadores son favorables a la ratificación del tratado, veintidós se oponen y los otros veintiocho no han tomado aún una decisión.

El presidente Carter ha emprendido una campaña para lograr el apoyo de figuras políticas significativas y ha conseguido captarse al ex presidente y rival republicano en las últimas elecciones, Gerald Ford, y al antiguo secretario de Estado, Henry Kissinger. También se ha pronunciado a favor el poderoso líder de los sindicatos norteamericanos, Georges Meaney.

Pero la campaña de oposición al tratado es muy activa. Está dirigida por el ultraconservador y fracasado aspirante a la nominación republicana para la Presidencia, Ronald Reagan. En ella participan, fundamentalmente sectores conservadores del Partido Republicano.

Dada la estructura del Senado, pueden pasar bastantes meses hasta que se llegue a la votación final, ya que los diferentes comités senatoriales tienen derecho a examinarlo y a oír la opinión de expertos en el tema. Esto puede hacer que el debate se prolongue hasta finales del presente año o la próxima primavera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 8 de septiembre de 1977