El francés, idioma oficial de Quebec

La Asamblea Nacional de Quebec, aprobó ayer una ley que convierte el francés en idioma oficial de esta provincia canadiense. La ley fue aprobada por 54 votos contra 32 y había sido presentada ante el Parlamento provincial por el ministro de Estado para el Desarrollo Cultural, Camille Lurin.

Oficializar el francés como lengua de esta provincia, dentro del conjunto anglófono de la nación canadiense, constituye un paso importante en el proceso que culminaría en el referéndum sobre la independencia de la provincia francófona.Cuando en noviembre de 1976, triunfó el Partido de Quebec enarbolando la bandera independentista, el nuevo primer ministro de la provincia, René Levesque, prometió, que en el curso de los dos años siguientes habría un referéndum para decidir si la provincia francófona seguía dentro de Canadá o se convertía en un Estado independiente.

Este triunfo causó gran conmoción, no sólo en Canadá, sino en el vecino Estados Unidos. El Partido de Quebec había sido constituido sólo tres años antes y con su campaña en favor de la independencia de la provincia, provocó una severa derrota al Partido Liberal, que dirige a nivel nacional el primer ministro de Canadá, Pierre Elliot Trudeau.

Todo parece indicar que la fecha del referéndum tendrá lugar en el año comprendido entre el otoño de 1978 y el de 1979.

El pasado día 24, el Gobierno de Quebec publicó las líneas maestras del proyecto sobre el citado referéndum. Su mecánica será similar a las consultas que se eféctúan en Gran Bretaña. Sólo tendrá carácter consultivo, ya que la Constitución actual de Canadá no considera vinculantes este tipo de consultas. De esta manera la última palabra la tendrá el Gobierno de Quebec.

Levesque no quedará obligado por el resultado del mismo aunque sea contrario a la independencia.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La Asamblea de Quebec, deberá examinar el proyecto de referéndum que le someterá el Gobierno, y definir los términos de la consulta popular en un plazo de veinticinco horas. Es posible que a los electores les sean planteadas estas tres alternativas: mantenimiento de la actual dependencia dentro de la federación canadiense, la independencia completa o alguna fórmula de soberanía, dentro de la asociación.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS