Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

60.000 personas en el festival de Canet de Mar

Unas 60.000 personas, la misma cantidad que el año pasado, acudieron a la localidad de Canet de Mar, distante unos sesenta kilómetros al norte de Barcelona, al festival de música catalana Sis Hores de Cancó de Canel de Mar. A pesar de que la lluvia cayó de manera intermitente durante toda la tarde del sábado, los asistentes al festival empezaron a llenar el amplio recinto en el que estaba previsto se desarrollara. Hacia las once de la noche un gran chaparrón que duró más de una hora, hizo que muchos de los asistentes abandonaran el recinto y siguieran el festival desde los pequeños locales cubiertos que circundaban el amplio recinto. La lluvia, sin embargo, finalizaría hacia las doce y media de la noche, a partir de cuyo momento el festival se desarrolló en un clima de total normalidad y pudieron intervenir todos los cantantes que estaban previstos. Entre las actuaciones destacaron las de Lluis Llach y Pi de la Serra, seguramente porque y había cesado la lluvia cuando aparecieron. Este último contribuyó a levantar el ánimo del público que ya empezaba a flojear al filo de la madrugada. Contrariamente a lo sucedido el año pasado, esta vez no se registraron incidentes. La Policía Armada no hizo su aparición y sí en cambio la Guardia Civil, que se dedicó a vigilar discreta mente los puntos estratégicos del largo recorrido que van desde el pueblo de Canet hasta donde está instalado el recinto. Igualmente estaban muy vigiladas las estaciones suministradoras de fluido eléctrico para el festival.

El festival terminaría poco antes de las seis de la mañana. Sin embargo, fueron varios miles las personas que pernoctaron en el mismo lugar del festival. Asimismo, durante todo el día la localidad de Canet de Mar estuvo invadida por los millares de jóvenes que prefirieron pasar el día en aquella localidad de la Costa Dorada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de julio de 1977