Begin intenta tranquilizar a Washington

Agencias

El próximo primer ministro de Israel, Menahem Begin, que tiene muy avanzadas las negociaciones para la formación de un Gobierno de coalición, ha enviado a Estados Unidos a Samuel Katz con la doble misión de preparar su viaje a Estados Unidos y tranquilizar a los gobernantes y la opinión pública norteamericana con respecto a las intenciones de los futuros gobernantes de cara a las negociaciones con los Estados árabes.

Kazt en sus encuentros con los periodistas, ayer, manifestó que era inexacto que Begin y su partido ultranacionalista Likud se negasen a negociar la retirada israelí de los territorios ocupados durante la guerra de «los seis días». Sin embargo no pudo responder sobre el grado de flexibilidad o las concesiones que está dispuesto a realizar en una futura conferencia de Ginebra. Precisamente mañana se cumple el décimo aniversario de la guerra de «los seis días». Con este motivo, la Liga de los Estados árabes ha entregado a la prensa un comunicado en el que reitera «la voluntad inquebrantable de los árabes para recuperar sus derechos».El enviado de Begin va a mantener contactos con altas personalidades de la Administración norteamericana y con representantes del Congreso, precisamente cuando se encuentra en Israel el senador Richard Stone, para transmitir un mensaje a Begin redactado por los representantes del lobby proisraelí en el Congreso de Estados Unidos, en el que manifiestan que no podrán comprometerse con la política ultranacionalista del Likud.

Las discrepancias entre Washington y Tel Aviv han ido en aumento desde las últimas elecciones israelíes y desde que el presidente Jimmy Carter insistiese en la necesidad de una retirada israelí de los territorios ocupados.

Estas diferencias constituyen una de las tareas prioritarias del futuro primer ministro y de quien sea su ministro de Asuntos Exteriores. A este respecto, Begin sigue insistiendo públicamente en que Moshe Dayan ocupará tal cargo, a pesar de que la decisión ha sido congelada ante las reacciones que había suscitado el tema.

Según personalidades cercanas a Begin, las conversaciones para formar un Gobierno de coalición se encuentran muy avanzadas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 03 de junio de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50