Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuerte relación estadística entre agua clorada y cáncer

La relación estadística entre el consumo de agua clorada y algunos tipos de cáncer gastrointestinal y urinario está fuera de toda duda, según las declaraciones hechas en Estados Unidos por la comisión investigadora sobre el tema. El estudio se ha llevado a cabo sobre 1.500 casos de muerte producida por esos tipos de cáncer. «De todas formas -afirma el doctor Alavanja, autor principal del informe- nos encontramos lejos de poder establecer la relación causal entre el agua tratada con cloro y el cáncer. Lo que actualmente tenemos son sospechas muy fuertes y bien fundadas desde un punto de vista estadístico. El estudio se concentró exclusivamente en mujeres por la cualidad que este grupo testigo ofrece de permanencia en los hogares y haber bebido exclusivamente el agua disponible en sus comunidades. Los resultados estadísticos muestran efectivamente, que las muertes por cáncer se concentran prioritariamente en las zonas donde existen sistemas de agua potable clorada. El índice de mayor riesgo quedó establecido en un 44%, un grado muy elevado en relación con el grupo de mujeres que habían fallecido por causas diferentes y que jamás habían bebido agua purificada con cloro.»Estas declaraciones recogidas por la revista profesional Tribuna Médica, inciden en que la sospecha creciente de esta relación entre agua clorada-cáncer se ha visto confirmada con otros estudios. Por otra parte, la doctora Reiches ha llegado a la conclusión de que entre los consumidores de agua tratada con cloro, los casos de cáncer de vejiga se presentaban con mayor frecuencia en mujeres que en hombres, relación que se invierte cuando se trata de personas que no beben agua clorada.

En España la cloración de aguas a nivel general comenzó a realizarse a raíz de los brotes de cólera en 1969.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de mayo de 1977

Más información

  • Los estudios americanos lo confirman