Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
14 de mayo: don Juan renuncia a sus derechos dinásticos

Don Juan cedió sus derechos dinásticos a las dos menos veinte de la tarde

«En virtud de esta mi renuncia, sucede en la plenitud de los derechos dinásticos como Rey de España a mi padre, el Rey Alfonso XIII, mi hijo y heredero, el Rey don Juan Carlos I. » Con estas palabras, seguidas por un «Majestad, sobre todo, España», y un fuerte abrazo entre el Rey y su padre, don Juan de Borbón, terminó la ceremonia, celebrada ayer a primeras horas de la tarde, por la que el Rey de España recibió de su padre la titularidad de los derechos dinásticos de la Casa de Borbón. La ceremonia tuvo lugar en el palacio de La Zarzuela, residencia oficial de los Reyes.

A las dos menos veinte de la tarde de ayer, don Juan de Borbón y Battemberg, heredero de Alfonso XIII, terminó el discurso con el que hacía entrega de sus derechos dinásticos a su hijo, el rey don Juan Carlos. La ceremonia se desarrolló en presencia de la familia real, miembros de las casas de don Juan y don Juan Carlos el notario mayor del Reino, Landelino Lavilla, y representantes de los medios informativos.

Antes de subir al avión Mystere que le trajo a Madrid, don Juan de Borbón declaró en Lisboa a la agencia Efe que renuncia a sus derechos «con mucho amor a España y cariño por mi hijo». El conde de Barcelona fue despedido en el aeropuerto -por el embajador español en Portugal, Fernando Rodríguez Porrero, y otros miembros de nuestra representación diplomática en Lisboa.A su llegada al aeropuerto de Barajas, a las doce menos veinte de la mañana, don Juan y su esposa fueron recibidos por los Reyes, don Juan Carlos y doña Sofía junto con alto personal de la Casa del Rey y otras personalidades.

En las terrazas del aeropuerto había varios centenares de personas, que aplaudieron a los Reyes y los condes de Barcelona, los cuales contestaron a los saludos. A continuación, los miembros de la familia real partieron en helicóptero hacia el palacio de La Zarzuela.

Poco después de la una y media de la tarde dio comienzo en la residencia real el acto solemne de cesión de derechos dinásticos. Media hora antes, la familia real se reunió en la sala de estar del palacio. Estaban presentes don Juan de Borbón, su esposa, doña María de las Mercedes; las infantas doña Pilar y doña Margarita; los maridos de éstas, el duque de Badajoz y el señor Zurita; el duque de Alburquerque, jefe de la Casa del conde de Barcelona; el duque del Infantado, presidente de la Diputación de la Grandeza; la señora viuda de Ybarra, dama de la condesa de Barcelona; José María Pemán antiguo presidente del consejo privado de don Juan, y Luis María Ansón, secretario del gabinete de información del conde de Barcelona.

Departieron con ellos los reyes don Juan Carlos y doña Sofía, que estaban acompañados del Príncipe de Asturias, don Felipe. A la una y veinte pasaron todos al salón de audiencias, donde aguardaban el ministro de Justicia, Landelino Lavilla, como notario mayor del Reino, el director general de Registros y los ayudantes del Rey y miembros de la Casa Real. Asimismo. estaban presentes los presidentes de las agencias informativas Efe, Europa Press, Logos y Multipress, el consejero delegado de Colpisa y el presidente de Prensa Estatal, así como un equipo de Radio Nacional y TVE -nueve personas- y los informadores gráficos acreditados en la Casa del Rey (otras nueve personas).

El acto de cesión

El jefe de la Casa Real española, don Juan de Borbón, inició su discurso a la una y media, visiblemente emocionado. Reproducimos sus palabras en otro lugar de esta información. Una vez pronunciado el discurso de renuncia, a las dos menos veinte, el Rey se dirigió a los asistentes para aceptar la cesion.

Al terminar el acto, el conde de Barcelona y el Rey se abrazaron. Don Juan volvió a inclinar la cabeza ante su hijo, y después se volvieron a abrazar. En la ceremonia no se firmó ningún documento. El ministro de Justicia, como notario mayor, será el encargado de levantar el acta correspondiente. El presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, tenía previsto acudir por la tarde al palacio de La Zarzuela para cumplimentar al Rey y a su padre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 15 de mayo de 1977

Más información

  • En presencia del notario mayor del Reino y la familia real