Constituida la Asamblea Profesional de Teatro Independiente

Está formada por 33 grupos y dos salas

Se ha constituido la Asamblea Profesional de Teatro Independiente (APTI), compuesta en la actualidad por 33 grupos y dos salas estables en todo el Estado español. Se ha formado «para luchar conjuntamente por sus reivindicaciones y por el desarrollo de una auténtica cultura popular». La presentación pública de APTI se hará el próximo viernes, día 13, a las siete de la tarde, en el Colegio Mayor San Juan Evangelista, de la Ciudad Universitaria.

El teatro independipnte, segun señal la APTI, «nació como alternativa al vacío y a la alienación del teatro oficial y privado con que el Régimen ha venido condenando a nuestros pueblos". A pesar de las trabas impuestas (multas, censuras, ley de Locales) ha conseguido «romper el monopolio del teatro como industria cuya unica preocupación es el lucro económico y la concentración de la actividad teatral en las grandes ciudades para un público netamente burgués; propiciar el nacimiento de salas teatrales no comerciales y la apertura de locales en pueblos, barrios y zonas de todo el Estado español; lograr la plena decisión al teatro de un número de nuevos trabajadores de la cultura».El teatro independiente realiza cada año un promedio de 33 estrenos, con más de 3.000 representaciones, con una asistencia superior al medio millón de espectadores.

Frente a esta labor desarrollada por el teatro independiente, la APTI señala las condiciones económicas y, materiales en que se mueven: sueldo medio de 8.000 pesetas mensuales, baja retribución económica por función, insuficiencia de medios de transporte, carencia de seguridad social, falta de garantías en la continuidad del trabajo, amenaza continua de prohibiciones y multas, falta de reconocimiento profesional por la Administración y enorme insuficiencia de subvenciones por parte del Ministerio de Información y Turismo. «Como contraposición a estos datos, la Administración derrocha constantemente el dinero del presupuesto público dedicado al teatro en campañas teatrales que sólo contribuyen a la alienación y embrutecimiento del público», agregan.

La APTI señala sus exigencias: la abolición inmediata de la censura, la supresión de la ley de Policía de Locales, la abolición de la actual ley de Teatro y creación de una normativa elaborada democráticamente por los profesionales y una aportación económica por parte del Ministerio de Información y Turismo, cifrada, «muy por debajo de las necesidades reales», en dieciocho millones de pesetas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS