Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enfrentamiento en la izquierda gallega tras la estacion de Xove

La manifestación de Xove (véase EL PAIS de ayer) empieza a perfilarse como desencadenante de un inesperado debate que pudiera abrirse en el seno de la oposición política gallega. Por un lado están la Unión do Pobo Galego (UPG) y la Asamblea Nacional Popular Galega (ANPG), ahora más que nunca en estricta dependencia la segunda con respecto a la primera, y por otro de un modo especial el Partido Comunista Galego (PCG), el Movemento Comunista de Galicia (MCG) y otras fuerzas políticas.La UPG reafirmó su actuación del domingo a través de un comunicado en el que se atribuye el peso de la movilización antinuclear. «Luchar tan entusiásticamente -dice- es dejar prueba manifiesta de que somos la vanguardia de la lucha anticapitalista y anticolonial.» Por otra parte, la UPG insiste en que el resto de la oposición que estuvo en Xove hizo gala de oportunismo y de «españolismo» y se reafirmó en que la tesis de la unidad tiene que estar basada en la aceptación de unos principios irrenunciables en la teoría y en la práctica. En una palabra que o ellos o nada, si de lo que se trata es de combatir la nuclear.

El MCG ve así las cosas e interpreta que lo que realmente pasó efi Xove no fue otra cosa que un desesperado y sectario intento de monopolizar la marcha ontra la central. «Si estos intentos se repiten -declaró este partido- llegará un momento en que tendremos que reconsiderar el sectarismo de la izquierda gallega. El acto de Xove podría ser utilizado por el Gobierno en contra nuestra, dando una imagen de implantadores del caos.» Por su parte, el PCG coincide también en la condena de «actitud antiunitaria y manipuladora de la ANPG y de la UPG», y afirma por boca de uno de los miembros de su comité ejecutivo que lo que pasó el domingo «seguramente abrió el paso a fuerzas como Alianza Popular». «Quien convocó aquella manifestación -dijo otro portavoz del mismo partido fueron los vecinos afectados y los vecinos brillaron por su ausencia en la manifestación.»

Actitudes reprobatorias de los ,incidentes de Xove provienen también de otras fuerzas políticas, algunas de las cuales (el Partido Socialista Galego o la Asamblea Popular Galega) mantienen en turno al caso prudente expectativa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de abril de 1977