Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otros cuatro presos políticos fueron liberados ayer

Hasta las ocho de la tarde de ayer habían sido beneficiados con la reciente ampliación de las medidas de gracia un total de 2.019 presos. De las medidas de indulto se han beneficiado 1.911 presos, de los que han sido excarcelados 185 y continúan retenidos 726.

Por el decreto de amnistía han sido beneficiados, por el momento, 108 presos, de los que han sido excarcelados 38 y se hallan pendientes setenta más por causasa no amnistiadas.Ayer fueron puestos en libertad cuatro presos políticos: Iñigo Alcaín Domingo, Antonio González Terrón, José Ramón de la Fuente Inchaurraga y José Luis García Fernández. Alcaín es natural de San Sebastián, tiene veintiséis años, y ha pasado por las cárceles de Burgos, Jaén y Palencia.

Estaba condenado a ocho años de prisión por asociación ilícita e intento de evasión de la cárcel de Burgos. Se da la circunstancia de que es el primer preso político de los juzgados por la jurisdicción militar que se ha beneficiado del decreto de amnistía.

Antonio González, residente en Legazpia, fue detenido el 18 de septiembre de 1975 y estuvo en las prisiones de Carabanchel y en La Modelo (Barcelona). José Ramón Martínez, natural de Vitoria, se encontraba en prisión preventiva en La Modelo.

De los 38 presos políticos que han sido excarcelados hasta el momento, la mayoría de ellos, veinticinco, son vascos que se encontraban en prisión preventiva pendientes aún de juicio.

Recibimientos multitudinarios

Más de 4.000 personas recibieron el domingo en Basauri (Vizcaya) a doz vecinos de la localidad: «Txato» Artecha y José María Larrea. Ambos habían sido liberados el pasado viernes. El primero llegó, a Bilbao procedente del Puerto de Santa María; José María Larrea estaba recluido hasta entonces en la prisión de Zamora.En la plaza de España se había organizado la concentración de recibimiento. Visiblemente emocionados, los dos amnistiados dirigieron unas palabras a los asistentes, recordando que la amnistía no consiste en poner en libertad a los presos políticos, sino arbitrar unas normas para que aquellos que fueron liberados no puedan volver a la cárcel por defender las mismas ideas por las que fueron detenidos.

Tras la actuación de un grupo de dantxaris y la interpretación de varías canciones, los concentrados se dirigieron en manifestación hasta el centro de Basauri. La larga columna llegó a sumar cerca de 6.000 personas, que recorrieron alrededor de un kilómetro portando pancartas e ikurriñas. Al término de esta distancia, la Guardia Civil, provista de material antidisturbio, disolvió la manifestación.

También en San Sebastián, según informa nuestra corresponsal, Genoveva Gastaminza, más de mil personas acudieron a la estación del Norte la noche del domingo para recibir al preso donostiarra, Iñaki Villanueva, que llegaba procedente de Madrid, donde había sido excarcelado de Carabanchel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 29 de marzo de 1977

Más información

  • Calurosos recibimientos a los excarcelados en el País Vasco