Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado el líder progresista libanés Kamal Jumblatt

El líder de la coalición progresista de Líbano, Kainal Jumblatt, fue asesinado ayer por un grupo de pistoleros desconocidos cuando se dirigía a su ciudad. natal de Moukhtara. El automóvil de Jumblatt fue emboscado por dos vehículos, uno de los cuales obstruyó la carretera, cortando el paso, mientras el otro, ocupado. por varios hombres, se acercó al automóvil del líder izquierdista, ametrallando a sus ocupantes. Aparte de Jumblatt perecieron en el atentado un guardaespaldas y el conductor.

Inmediatamente después de conocerse la noticia, las fuerzas de pacificación panárabes fueron puestas en estado de alerta y álgunos establecimientos comerciales de Beirut y otras ciudades han cerrado sus puertas por temor a que el asesinato provoque la reanudación de la guerra civil entre porgresistas y conservadores.Las primeras noticias proce dentes del Líbano en relación con el asesinato de Júrnblatt hablan de un ambiente de dolor y confu sión. Los di - rigentes progresistas tratan de calmar a sus militantes y los caminos que conducen al do micilio del líder muerto están to mados por hombres armados pertenecientes al Partido Socialista Progresista, fundado por. Jumblatt en 1949.

Según noticias, sin confirmación precisa, señalan que el lugar del atentado está a veinticuatro kilómetros al sudeste de Beirut, c ercano a la ciudad -de Kharkim, en la zona denominada Deir Dourit.Yasser Arafat, dirigente de la Organización para la Liberación ,de Palestina (OLP) declaró en El Cairo que la muerte de Jumblatt constituía «una tragedia». Arafat, tras una pausa, emocionado por la noticia, hizo un elogio del líder muerto, diciendo que «era todo un ejército detrás, de nosotros, los palestinos». Por su parte, el dirigente Abu Daud, achacó el asesinato «a la conspiración siobista -¡ni peri alista ».

Un místico con la Orden de Lenin

«Un compromiso falso es siem pre un mal compromiso», comentaba el año pasado Karnal Jumblatt, a raíz de la paz siria impuesta en el Líbano por el presídente Assad. Jumblatt comba tió «por un Estado secular y democrático», y su idea era transformar la sociedad libanesa, que él veía como «un zoo humano donde las personas no se identifican».Multimillonario y socialista, Juniblatt supo discernir la politiea práctica de sus tiempos de ministro del Interior, en los que legalizó el Partido Comí unista, con su pasión: la mística y la filosofia.

El líder del Partido Socialista Progresista del Líbano, asesinado ayer, era. además de un jefe nacional un especialista en.la.filosofía y un admirador de la mística budista e hindú, en general, y de San Juan de la Cruz. Desde sus tiempos de estudiante en la Sorbona, aquellos que le conocieron recuerdan sus citas del jesuista Teilhard de Chardin, o de Tomás de Aquino. Jumblatt fue educado en diferentes escuelas. católicas.

Sin embargo, su actuación política le condujo a una postura marxista y pro palestina; Jumblatt tenla buenos amigos en Moscú: poseía el premio Lenin de la paz (1973) y una orden del fundador del Estado soviético marines estadounidenses.

A partir de entonces se fue alejando de los grupos políticos tradicionales, hasta que en 1965 formó un «Frente de Izquierdas ». A partir de 1967 se convertía en un ardiente defensor de los palestinos, y su actuación pacífica fue determinante en 1973, durante los choques entre los fedayin y el ejército libanés. Desde el momento en que comenzó el conflicto civil, sus partidarios se alinearon con las fuerzas progresistas. Jumblatt fue siempre contrario a todo tipo de intervención de los sirios, que han sido ' sus últimos enemigos como antes lo fueran los cristianos maronitas, «que sólo quieren -dijo- dominar el país».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de marzo de 1977

Más información