Piden la dimisión del ministro del Interior alemán

El ministro del Interior de la República Federal de Alemania, Werner Maihofer, puede verse obligado a presentar su dimisión ante las críticias surgidas en su partido, el liberal, en relación con su actuación en el «caso Traube», científico nuclear germano en cuya residencia fueron colocados micrófonos ante las sospechas de que pudiese suministrar informes a grupos terroristas, acusación que el científico ha rechazado como «absurda».Un sector del Partido Liberal, el comité directivo de la sección juvenil, exigió el domingo la dimisión del ministro del Interior, al que en un principio había apoyado el Gabinete. Las críticas se extienden también al funcionamiento «demasiado independiente», de los servicios de contraespionaje alemanes que dependen del Ministerio del Interior.

Maihofer ha incurrido en contradicciones a la hora de explicar el «caso Traube». Tras declarar que él mismo había aprobado la colocación de micrófonos en la residencia del científico, realizada por agentes de la «Oficina de Protección de la Constitución», ahora parece cierto que el ministro sólo fue informado de ello dos semanas después de haber sido instalados los micrófonos, acción que está prohibida por la Constitución alemana.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS