Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Detenido como supuesto autor de lesiones por arma blanca

Acusado de ser el presunto autor de un delito de lesiones con arma blanca fue aprehendido Alfredo Ferrer, de veintiún años, tras dos días de investigación policial. El herido, José Ignacio Báez, tuvo que ser trasladado, como consecuencia de la puñalada sufrida, a la Residencia Sanitaria 1º de Octubre, en donde se le ingresó en la Unidad de Vigilancia Intensiva, dada la gravedad de su estado.

Los hechos, sucedidos en la noche del pasado día 13, en un mesón de la calle de Segovia, La Mulata, dieron comienzo a una investigación para intentar averiguar al autor del delito. A los datos obtenidos se sumó el desconocimiento del paradero, por parte de su esposa, del subarrendatario del citado mesón.

Después de su detención, Alfredo Ferrer, según fuentes policiales, negó haber participado en la mencionada lesión; posteriormente, y ante los numerosos datos acusadores, manifestó que había atacado a José Ignacio Báez, a raíz de una riña en la que el lesionado, según el detenido, había agredido a un empleado del local.

Las noticias recogidas ayer por EL PAIS indicaban que el lesionado, tras estar ingresado cinco días en la Residencia Sanitaria había sido dado de alta, ante la mejoría presentada.

Presuntos autores de atraco

Tres jóvenes y un menor de edad fueron arrestados por la policía como supuestos autores de varios robos y un atraco, cometidos a principios de este mes. Fue, al parecer, el menor el autor del citado atraco, cometido en una farmacia, sita en la avenida de la Albufera, 252, en el pueblo de Vallecas. Según se informó entonces, los autores del atraco fueron cuatro jóvenes que, tras amenazar a la empleada que se encontraba en el local en ese momento, penetraron en la trastienda, donde abrieron algunos cajones, apoderándose de unas 4.000 pesetas.

El resto de los robos realizados lo fueron en una imprenta y en una vivienda, situados en la colonia del Sardinero, en Vallecas, donde los jóvenes, según la acusación, se apoderaron, tras forzar las ventanas, de una pulsera de oro, tres anillos, veintiún juegos de pendientes, dos mecheros y dinero en efectivo. Tanto Alfredo Sarmentero como Roberto Solas poseían antecedentes por insultos a la policía, el primero, y supuesto delito de bandidaje, en la ciudad belga de Lieja, el segundo, según informó el Departamento de Interpol de Bruselas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de febrero de 1977

Más información

  • El herido fue ingresado grave