Once vecinos de As Encobras (La Coruña), a disposición del juez

Once personas permanecen detenidas como consecuencia de los incidentes registrados al llevarse a cabo la ocupación de terrenos en la zona de As Encobras por parte de Lignitos de Meirama, empresa del grupo Fenosa. La ocupación de dichos terrenos resultó muy accidentada, ya que los campesinos se oponen a dicha oeupación, circunstancia que hizo necesaría la intervención de la Guardia Civil.

En los enfrentamientos, veinte personas resultaron contusionadas y otras cuarenta fueron detenidas, de las que once han sido puestas a disposición de la autoridad judicial por presuntos defitos de resistencia, agresión y desobediencia a la fuerza pública. Entre las personas detenidas figura un sacerdote, Ramón Valcárcel, párroco de Sesamo. Entre los contusionados se encuentra el comandante de la 641 Comandancia de la Guardia Civil, Manuel Campos, que recibió un golpe en la cabeza. La ocupación de las tierras de la parroquia de Encobras se llevaba a cabo porcuarta vez, ya que en tres ocasiones anteriores no fue posible por la oposición del vecindario que considera injusta la valoración de sus tierras hecha por parte de la empresa expropiadora. Los expropiados piden unjusto precio por el valor real de las tierras o bien el traslado de la población a una zona tan fértil como la que ahora ocupan.

La ocupación llevada a cabo anteayer fue protegida por cerca de cien guardias civiles.

Llegaron a producirse momentos elegran tensión, especialmente a partir del momento en que una anciana fue derribada por un guardia civil dejándola desmayada. Por lo menos, tres heridos tuvieron que ser evacuados y atendidos clínicamente.

Unos 150 campesinos de la comarca hicieron guardia desde las primeras horas del día para evitar que los ocupadores entrasen en sus propiedades. Eran, sobre todo, gentes de edad madura que como en las anteriores ocasiones se mostraron decididas a no dejar que entrasen en las fincas.

El conflicto de Encobras es vino de los más largos y complejos que registra la lucha agraria en Galicia en los años de la postguerra. La empresa Lignitos de Meirama se dispone a explotar una mina y pretende ocupar los terrenos sin llegar a un acuerdo con los propietarios que exigen, funelamentalmente, que se les traslade de población. Encobras es, con el caso de Castrelo de Miño (Orense), uno de los más importantes focos de protesta campesiria de la Galicia de la postguerra. En relación con este tema, diversos grupos políticos y organizacíones sindicales han hecho públicos ayer comunicados en los que expresan su protesta por la ocupación, Los comunicados solicitan la libertad de los detenidos y piden que se paguen precios justos por las tierras expropiadas, valorando las riquezas de dicho lugar o trasladando a los expropiados a tierras que ofrezcan las mismas condiciones de las que hasta ahora habitaban.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 16 de febrero de 1977.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50