Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Finalizan las polémicas "Jornadas de Granada" en la UNESCO

«Creo que el mismo Franco dejó dicho que era responsable ante Dios y ante la historia. Nosotros somos la historia. La obra de Franco es criticable y esto es lo que hago en mi trabajo habitual. No considero, pues, ofensivos mis dibujos, porque son críticos, y yo entiendo el humor como el reflejo de la realidad social.»

Con estas palabras ha resumido el dibujante Martín Morales, su postura ante la decisión del embajador español en la UNESCO de censurar algunos de sus dibujos presentados en las Jornadas de Granada, celebradas en la sede del organismo internacional. Las Jornadas fueron clausuradas ayer en la capital francesa y han constituido, al decir de algunos participantes, un total éxito de público, calculándose en unas 20.000 personas que desfilaron por la exposición.

Por otra parte, se ha hecho público en Granada un comunicado en los medios de información, firmado por cuarenta personas -artistas, intelectuales y representantes de las asociaciones de vecinos y organizaciones sindicales- en el que se dice que las Jornadas no han sido «representativas de Granada, dado que se han desarrollado a miles de kilómetros de ella, tanto en el mapa como en la realidad cotidiana de la ciudad». El escrito cuenta cómo se desarrolló el proceso de estación de las Jornadas y dice que un numerosos grupo de artistas se retiró de la comisión organizadora al ser rechazado desde París su proyecto inicial: «Se pretendía presentar a Granada como un ejemplo de ciudad española durante cuarenta años, huyendo de todos los tópicos usuales, elaborando pública y críticamente una reflexión colectiva sobre la reciente historia de una ciudad que viene marcada, desde el principio. por una de las represiones más sistemáticas sufridas por los pueblos del Estado español, hasta el día de hoy, en que eI pueblo de Granada se enfrenta a una alarmante situación de paro junto a la diversidad de problemas que afectan a nuestros barrios y medios rurales.»

Cultura y política

Al contestar la UN ESCO que lo que se pretendía era hacer cultura y no política, fueron muchos los que, decidieron retirarse.Por otra parte, la oficina de prensa de la Unesco señala que «la oficina de información al público de la Unesco, organizadora de las Jornadas de Granada, decidió retirar dos dibujos de la exposición por contener alusiones a temas ajenos a la misma, Y que desvirtúan su carácter estrictamente cultural, todo ello de conformidad con las normas en vigor de esta organización intergubernamental».

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de febrero de 1977