JAZZ

El "boom" carioca

La vuelta a los escenarios jazzistas de músicos como Pedro Iturralde, Ricardo Miralles, David Thomas, Pepe Sánchez, Rafael Ferro, la suspensión de la gira catalana con Joe Henserson y la no reanudación de sus actuaciones en Madrid, que eran las actividades previstas (y como tales anunciadas por EL PAIS el 16 del presente mes) de Tete Montolíu, que hubieron de supeditarse a un contrato en uno de los grandes clubs de Europa, el londinense Ronnie Scott's y a unas actuaciones en la televisión de Bélgica, Holanda y Dinamarca; la previsible marcha a Estados Unidos de Pedro Ruy Bias para intentar allí la suerte que parece no encontrar aquí, los importantes y posibles lanzamientos discográficos, en materia de jazz, de la RCA, Fonogram e Hispavox, pasan a segundo término ante el auténtico boom carioca que está soplando por los círculos del jazz de Madrid.

Y así, Whisky Jazz Club ha vuelto a presentar a su «estrella», Jayme Marques, aunque en esta ocasión se noten bastantes cambios en su grupo y en su música; en cuanto al personal de su bien «engrasada» agrupación, sólo permanece el batería Manolo Heredia, ya que el flautista Jorge Pardo termina su contrato a mediados de mes y los hermanos Berti (el bajista Michael y el percusionista Césár) lo abandonan para integrarse en el grupo Barrabás. Como sustitutos, Jayme Marques ha llamado a un contrabajo uruguayo, Quique Cano, que por residir durante mucho tiempo en Brasil puede integrarse perfectamente a su música, que, por otra parte, parece que va a dejar de ser tan espectacular para hacerse más íntima, más recogida. El encargado de la percusión será Ernesto Duarte, que, paradojas de la vida, trabajaba en el ya mencionado grupo Barrabás y que, por si fuera poco, toca las flautas francamente bien.Mientras tanto, Balboa Jazz también se ha deodido por la música do Brasil, y así presenta todas las noches a un trío del que forman parte el contrabajo David Thomas, el guitarra Ramón Leal y la cantante Cristina, una chica de muy bella voz y de grandes posibilidades vocales, sobre todo en los temas lentos, llenos de matices.

¡Pero si a ustedes lo que les gusta es el jazz, yo les indicaría una posibilidad: la de escuchar, de jueves a domingo, ambos inclusive, y sólo por las tardes, al grupo de Pedro Ruy Blas, col el pianista Jean Luc Vallet, el bajo Alvaro Yébenes y el flautista Jorge Pardo. Dénse una vuelta por la calle Béjar, por el Number One, que en este momento es el «número uno» por lo que al jazz se refiere, hasta que venga en marzo Lou Bennett.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS