Crítica:Crítica
i

La naturaleza en la mano

Reservas Nacionales de Caza es una obra desarrollada en cuatro volúmenes, correspondiendo cada uno de ellos a una de las cuatro grandes regiones naturales de nuestro país: Pirenaica, Cantábri-ca, Central y Mediterránea.El primer tomo publicado es el de la Región Pirenaica.

Los autores de este libro nos desplazan a través de esta maravillosa cordillera, saltando de reserva en reserva. Del Coto Nacional de Quinto Real (Navarra), llegamos a la Reserva Nacional de Fresser y Setcasa, en Gerona, pasando, entre otras, por las reservas de Los Valles o el Alto Pallars-Arán.

La descripción de estos maravillosos parajes, a pesar de ir dirigida principalmente a cazadores, naturalistas y amantes de la naturaleza en general, no se detiene en la flora y fauna de la región, sino que, adentrándose aún más, nos ofrece una profunda visión de todo lo relacionado con estas manchas forestales. Así, al lado de las características climáticas y geológicas de la zona, podemos descubrir las peculiaridades gastronómicas, folklóricas e históricas de los habitantes del lugar. El resultado final es el conocimiento bastante amplio de unos parajes que, precisamente por su aislamiento, han permanecido inalterados durante siglos, pero también desconocidos por la gran mayoría de los españoles.

Reservas y Cotos Nacionales de Caza

I Volumen: Región Pirenaica, de D. Ortuño / J. de la Peña.Ed. Infaco, Madrid, 1976.

Los cazadores encontrarán en este volumen numerosos datos sobre la evolución y futuro de estas reservas pirenaicas.

Es de esperar que la figura de cazador-ecólogo, preocupado por el desarrollo y protección de la pirámides animales y vegetales que habitan un mismo biotopo, y no sólo por las especies de interés cinegético, se extienda por todo el país. Este libro estimula la esperanza de que este deseo se vaya haciendo realidad. La figura del cazador ha dejado de ser la del exterminador de especies para convertirse en un controlador de las poblaciones animales que, a través d una caza selectiva, mantiene en su punto la estructura de las distintas comunidades vivientes que habitan nuestra privilegiada naturaleza.

Por último, cabe destacar la excelente calidad de las numerosas ilustraciones, así como la impresión y presentación del libro, cualidades a las que la editorial Infaco nos tiene acostumbrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 25 de enero de 1977.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50