Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Juan Félix de Arruela,

Marqués de Sentmenat, ha sido procesado por el juzgado número dos de Mataró, con fianza de 600.000 pesetas para poder disfrutar de la libertad provisional. El juzgado ha estimado que existió imprudencia temeraria en la muerte de un niño, que pereció ahogado en una piscina propiedad del marqués. Según el auto de procesamiento, la piscina no disponía de los medios asistenciales reglamentarios y el socorrista -también procesado- era «claramente incompetente e inexperto» para dicha función.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 24 de noviembre de 1976