Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Más barata en Alemania

La energía solar es objeto de debate. Cuando tanto en el ámbito nacional como en el internacional se estimula el ahorro energético y la búsqueda de nuevas vías de producción, la posibilidad de obtención de energía solar se presenta como una interesante alternativa. Alfonso García Pérez elaboró un informe sobre el tema, tras visitar centros especializados de Alemania Federal, recabando la colaboración dedos. conocedores del tema: Pedro Costa Morata y Manuel Ayllón.

En los últimos cinco años, e Gobierno de Alemania Federal encargó a la empresa Telefunken veinte grandes proyectos en el campo de la técnica de los generadores solares. Esto ha supuesto para Alemania, y otros países del norte de Europa, el paso de la elucubración y la teoría, al de las realizaciones concretas. La energía solar en buena parte de los países europeos, y de otros continentes, no es algo para el futuro, sino algo que ya constituye objeto de comercialización y venta ¿no significa esto que estamos, ante algo real?Se están fabricando en las citadas instalaciones generadores solares terrestres a partir de células solares de silicio policristalinas de gran superficie. En un conjunto de elementos cuya fabricación sorprende al visitante por la complejidad y precisión de las diversas fases de su construcción.

Multitud de pequeñas placas son manipuladas por un personal que ofrece la imagen de estar trabajando en un sanatorio: batas claras, silencio en el trabajo, instrumentos de manipulación microscópica... Con estos elementos de silicio policristalino de la Wacker Chemitronic, se construyen células que son unos cuadrados de diez centímetros de lado.

La colaboración de las dos centrales industriales aludidas permitió elevar el grado de acción de las células en un 10%, gracias al nuevo material disponible. Eso eliminó la necesidad de construir las células solares por imitación a los generadores solares para satélites artificiales, a partir del silicio monocristalino, abriendo el camino de fabricación de elementos de obtención de energía solar genuinamente terrestres para los usos de la vida diaria.

La incorporación de estos nuevos materiales básicos de silicio policristalino a la fabricación de células y generadores solares son un avance decisivo dentro del Estudio experimental para el desarrollo de generadores solares terrestres promocionado por el Ministerio Federal para la Investigación y el Desarrollo, de la RFA, abren el camino a todos los programas de desarrollo en el mundo para lograr algo que parecía un sueño: la obtención de energía eléctrica a partir de la energía solar al precio de 25 a 50 pesetas por watio. Esto significa que con un gasto de inversión inferior al de la energía nuclear, se puede disponer de unos elementos -los generadores solares- que, una vez instalados a ese precio, van a producir constantemente energía eléctrica de modo indefinido y gratuito..., mientras haya sol, claro está.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de noviembre de 1976

Más información

  • A partir de células de silicio policristalino