Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fuencarral: el delegado de Relaciones Sociales no acudio a su cita con los vecinos

La visita, anunciada hace unos días por el señor Cortina, delegado de Relaciones Sociales del Ayuntamiento, al pueblo de Fuencarral, fue suspendida a última hora «ante una cita de un ministro del gabinete convocada para las 6.30 de la tarde del mismo día".La Asociación de Vecinos de Fuencarral, ante esta visita anunciada ya por dos veces sin que por distintos motivos se realizasen ninguna de las dos ocasiones manifestaron a la opinión pública que el motivo expuesto por el delegado «debía haberlo comunicado directamente a los vecinos de Fuencarral que le esperaban». Al parecer, y según comunicaron a EL PAIS miembros de la Junta directiva de la Asociación, dos horas antes de que fuera a realizarse la visita, tanto el delegado comó la concejal del distrito, llamaron a una comisión de los vecinos para explicarles la razón de la suspensión.

«Es paradójico decir que se aumente el contacto del Ayuntamiento con los vecinos cuándo ocurren estas cosas. Los problemas del barrio deben ser para el Ayuntamiento de interés primordial».

La insistencia de los vecinos hizo que el señor Cortina prometiera, que los problemas planteados en varios escritos y dirigidos al Ayuntamiento serán objeto de una respuesta concreta el próximo día 11. Esta fecha hizo que la junta convocara a los vecinos a celebrar asambleas en cada zona del barrio durante esta semana.

Uno de los temas que se iban a tratar en el transcurso de la visita era el de la posible desaparición de la Casa de Socorro de Fuencarral, donde además de realizarse las primeras curas de urgencia se mantiene una consulta de beneficencia municipal que acoge a más de mil personas, en su mayoria ancianos.

Al parecer, la propuesta hecha para esta desaparición por parte de la concejal, Felisa Martínez, consistía según informaron miembros de la Junta directiva de la Asociación de vecinos, en la implantación de dos ambulancias dotadas de practicante, médico y enfermera en dos de los puntos más céntricos de la población. En estos coches se podría continuar la asistencia médica que vienen recibiendo los beneficiarios del Ayuntamiento.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 9 de octubre de 1976