Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restos de Eufemiano Fuentes, una masa irreconocible

Los trabajos que se venían realizando desde dos días atrás para rescatar el cadáver que se adivinaba en la superficie del agua del pozo de la Dehesa, se aceleraron a partir del medidía de ayer. Los técnicos determinaron que el gas ya no ofrecía peligro y una guíndola fue descendida hasta recoger agua del fondo. El líquido era muy turbio y entre los objetos apareció en la superfície un trozo de tela verde que, según se comentó desde el principio, podía pertenecer al pijama que, en el momento del secuestro, llevaba puesto Eufemiano Fuentes. Inmediatamente después, dos de los poceros bajaron hasta el fondo del pozo en la misma guíndola. Subieron tras unos minutos en el interior y hablaron con los jefes de la policía allí presentes. La conversación fue corta y tras ella se dio aviso al juez que instruye las diligencias del caso. Los poceros, por orden policial, no quisieron intercambiar palabras con los informadores. Posteriormente, sobre las tres de la tarde, se produjo el descenso, al final de cual se encontró la masa informe que se considera firmemente como el cadáver del industrial canario.Una vez practicadas las diligencias de rigor, el cuerpo mutilado fue trasladado al Instituto Anatómico Forense de Las Palmas, donde uno de los funcionarios manifestó a EL PAIS que no podía afirmarse si se trataba del cadáver de Eufemiano Fuentes hasta que no se hayan practicado los exámenes correspondientes, tarea que concluirá en la mañana de hoy. No obstante, alguien comentó que se trataba de un trámite puramente rutinario, porque, probablemente aquella masa informe pertenecía al cuerpo del que fue denominado rey del tabajo.

Eufemiano Fuentes Díaz, fue secuestrado el pasado día 2 de junio, a las 4.30 de la madrugada, en su chalet de Las Meleguinas, por un individuo encapuchado que penetró en su dormitorio y le ordenó que le siguiera. Testigos oculares de la salida del secuestrador y secuestrado, que asistieron sin percartarse de lo que sucedía a la marcha de ambos en el Cadillac del señor Fuentes, afirmaron posteriormente que emprendieron camino hacia un lugar indeterminado del norte de la isla. El secuestrador dejó en la casa de su víctima una nota en la que se solicitaba a sus familiares la cantidad de 90 millones de pesetas por el rescate. Esta cifra, que la esposa e hija del señor Fuentes estaban dispuestas a pagar, no pudo hacerse efectiva por la asistencia de la policía a la cita con el secuestrador quien hirió de disparo de metralleta a dos inspectores.

Las intensas investigaciones policiales dieron su fruto cuando se supo que Ángel Cabrera, alias el Rubio había sido el autor del suceso. Las declaraciones de sus familiares, dos de los cuales continúan en la cárcel, confirmaron plenamente las teorías de quienes se encargaron de la investigacíón del caso. Por ello se supo que el cadáver de Eufemiano Fuentes estaba en un pozo del centro de la isla y que el secuestrador había acabado con la vida de su víctima la misma madrugada en que perpetró el secuestro.

La desaparición de Euferniano Fuentes, uno de los industriales más poderosos de las islas, dio lugar a numerosas especulaciones. En principio, se aseguró que había sido sacado de su casa por militantes de movimientos independentistas canarios. Más tarde, se relacionó su desaparición con la mafia norteamericana, interesada en acabar con un fuerte competidor en el mercado del tabaco. La teoría final es que el Rubio actuó exclusivamente a la búsqueda de un buen número de millones de pesetas.

Biografía del empresario

Eufemiano Fuentes Díaz era uno de los más importantes empresarios industriales de las Islas y promotor de actividades deportivas y culturales. Nació en Las Palmas hace 65 años, hijo de Eufemiano Fuentes Cabrera, fundador de la empresa tabaquera que hoy sigue perteneciendo a la familia. Eufemiano Fuentes Díaz tiene 7 hermanos y está casado con Antonia Naranjo, hija de otro conocido empresario en la historia de la ciudad, Bruno Naranjo. El matrimonio Fuentes Díaz tiene una hija, María Teresa, casada y con varios hijos.

Además de su emprendedor espíritu en actividades comerciales levantando un importante complejo industrial en el ramo del tabaco, destacó por su aportación al mundo deportivo. Fue fundador y segundo presidente de la Unión Deportiva Las Palmas y a su iniciativa se debe la construcción del Estadio Insular, al que colaboró con intensas gestiones y aportaciones económicas.

También ha sido promotor de otros deportes como la lucha canaria con la fundación del equipo Kruger; la vela latina con apoyo económico a las embarcaciones.

En el momento del Alzamiento Nacional, que como se sabe tuvo su origen en Canarias, Eufemiano Fuentes contaba con 25 años, destacándose como militante de primera línea de Falange Española aunque últimamente no tenía ninguna actividad política.Con el rescate del supuesto cadáver de Eufemiano Fuentes parece cerrarse de forma definitiva el capítulo de especulaciones en torno a la situación física del *industrial canario. Falta por descubrir el paradero de la persona que perpetró el asesinato, según todas las sospechas, Angel Carera Batista, El Rubio.

La vinculación de este popular delincuente con el caso Fuentes produjo situaciones tensas. Sin duda, la más lamentable fue la muerte del joven Bartolomé García producida por disparos de la policia canaria al confundirle con El Rubio. Este hecho provocó gran indignación en Tenerifé.

Por otra parte, el pasado 28 de septiembre, el juez de Primera Instancia de Las Palmas decretó la prisión provisional del inspector de policía José Manuel Carballo por presunta violación de Rosario Cabrera, hermana del buscado delincuente canario. El inspector de policía parece que sacó del calabozo a la joven. mientras su padre y algunos de sus hermanos permanecían detenidos. y se la llevó a casa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de octubre de 1976

Más información

  • Identiflicado por la bata y las zapatillas