Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un militar liberal, como segundo del presidente

El Boletín Oficial del Estado publica hoy un real decreto por el que de conformidad con el artículo 17 de la ley Orgánica del Estado, y a propuesta del presidente del Gobierno, se nombra ministro sin cartera y vicepresidente primero del Gobierno para Asuntos de la Defensa, al teniente general Manuel Gutiérrez Mellado, quien sin perjuicio de sus funciones como miembro del Gobierno, desempeñará las que expresamente le delegue el presidente, a quien sustituirá, en primer lugar, en caso de vacante ausencia o enfermedad. El teniente general Gutiérrez Mellado reemplaza en el cargo al teniente general De Santiago y Díaz de Mendívil.

El nombramiento del teniente general Gutiérrez Mellado como vicepresidente primero del Gobierno para Asuntos de la Defensa, hecho público a primeras horas de la tarde de ayer, tomó por sorpresa no sólo a la totalidad de la clase política, sino también a los medios habitualmente informados.Poco después de las 10, el presidente hacía llegar oficialmente al Rey la propuesta del cambio en la vicepresidencia militar, y el Monarca procedió a hacer efectivo el nombramiento, que se conocería públicamente poco después de las dos del mediodía.

El general Gutiérrez Mellado declaró a las diez de la noche, cuando regresó a su domicilio -se cree, aunque no se ha podido confirmar oficialmente, que mantuvo por la tarde una entrevista con el Rey en el palacio de La Zarzuela-, y a preguntas de un redactor de EL PAIS sobre el significado de este nombramiento: «Es uno más. Soy militar, y ocupar la vicepresidencia primera del Gobierno es un nuevo acto de servicio. »

Por su parte, en fuente próximas a la Presidencia del Gobierno se confirmaba a última hora de la noche que el relevo del vicepresidente primero, Fernando de Santiago, ha sido «a petición propia», y as! se hace constar en el décreto del cese que se publica hoy en el Boletín Oficial del Estado. Según añadieron las mismas fuentes «ha sido un cese amistoso y pactado ».

Este relevo, que ha sido calificado en algunos medios políticos como el hecho político más importante desde la muerte del general Franco, ha sido y está siendo objeto de múltiples interpretaciones en base a una serie de hechos recientes.

El dato más inmediato lo ofrece la reunión, el miércoles día 8, del presidente del Gobierno con los altos mandos militares para exponerles su proyecto de reforma política.

Según la inicial nota de la Dirección General de Coordinación Infórmativa, «la reunión se celebró eri un clima de serenidad y confianza en el futuro de España, y en ella el presidente, tras un amplio cambio de impresiones con los asistentes, señaló los grandes objetivos nacionales de carácter político, económico y social».. Días después, el semanario Cambio 16 publicaba una información en la que citando «una versión procedente de muy buena fuente » informaba que el presidente después de dar cuenta a los asistentes de las Medidas que pensaba tomar «dentro de la legalidad más estricta, habría conminado al Ejército a aceptar la reforma para siempre».

Pocos días después, la Dirección General de Coordinación Informativa facilitaba otra nota en la que se decía que la información recogida por Cambio 16 resultaba inexacta y carente de todo fundamento en todo aquello que excedía a la inicial nota oficial facilitada en su día.

A su vez, fuentes próximas al vicepresidente primero del Gobierno, teniente general De Santiago, confirmaban a la agencia Pyresa que la reunión no tuvo otro motivo que el de informarse sobre la situación política y social del momento, y que no fue considerada ninguna opción política o de Gobierno, limitándose los altos mandos, militares a oír y considerar las propuestas de Suárez, pero sin apoyarlas unánimemente como se había dicho anteriormente.

No, se descarta que a este primer relevo sigan otros, y se especula con una inminente crisis de Gobierno que afectaría a algunas carteras. El hecho evidente es que este cambio es interpretado como una importante decisión del Rey y del presidente cara a renovar una cierta imagen del Ejército identificado con otros modos de entender las relaciones con la política.

Más información en págs. 8 y 9

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de septiembre de 1976

Más información

  • El teniente general Gutiérrez Mellado, nuevo vicepresidente del Gobierno .