Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Colaboración entre asociaciones ciudadanas y libreros para abaratar los libros de texto

"Estamos dispuestos a colaborar estrechamente con las Asociaciones de Vecinos y Padres de Familia para conseguir que el precio de venta al público del libro sea el más económico posible, respetando la función primordial de la librería", ésta es una de han llegado representantes de los libreros durante una reunión celebrada en el Sindicato del Papel y artes Gráficas.

De la reunión salió una comisión con el fin de entablar contacto inmediato con las asociaciones de vecinos y padres de familia.Los libreros puntualizaron que «a lo largo de muchos años han venido manteniendo con los editores un diálogo permanente sobre este problema, sin llegar a un acuerdo positivo, haciéndoles observar que el canal de venta más económico es la librería, canal que les permitiría suprimir competencias antieconómicas entre sí, comisiones, o superiores descuentos que se han visto obligados a realizar para implantar sus libros en los centros docentes. Procedimiento contrario a las prácticas mercantiles vigentes que no beneficia a la enseñanza y encarece al libro».

Acerca de quién fija el precio del libro, aclararon que nunca son los libreros los encargados de ellos, sino las editoriales por lo que suprimiendo los descuentos y comisiones superiores a los de la librería, los editores podrían llegar a un precio final de venta de libros de texto mucho más económico que el actual.

Exigieron también la suspensión inmediata de la venta de libros de texto en los colegios. Las razones que expusieron para ello fueron que al no existir presión económica ante los colegios o centros docentes, el profesor podría elegir libremente el libro más acomodado a su criterio de enseñanza; por otra parte, la librería puede ofrecer a los profesores la producción de libros de texto de las distintas, editoriales, sin ninguna presión económica, toda vez que los precios de venta al público son fijos, así como los márgenes de beneficio del librero, que en el caso de este tipo de libros es siempre uniforme y por supuesto inferior al que se practica a tales centros docentes.

Finalmente, los libreros de Madrid propondrán al Instituto Nacional del Libro que convoque urgentemente una reunión conjunta con asociaciones de vecinos y padres de familia, editores, libreros y organismos oficiales competentes para encontrar una solución inmediata.

La comisión de libreros ha iniciado ya varios contactos con asociaciones de vecinos con resultado positivo. Los acuerdos se han extendido ya a Leganés, Getafe, Móstoles y Villaverde Alto y Bajo.

Representantes de asociaciones de vecinos de todas estas zonas han manifestado a EL PAIS que han comprendido la postura de los libreros y reconocen que la misión de las librerías es vender los libros de texto.

La Asociación de Vecinos de Getafe se entrevistará el lunes próximo con los directores de colegios y maestros del pueblo para tocar toda la problemática.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1976