Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tema de las centrales nucleares

Ayer, en París, Kissinger dijo que su periplo africano, previsto para la semana próxima, dependía del resultado de la «cumbre de Dar es Salaam (Tanzania), en donde se reunieron los jefes de Estado de Africa Austral: Angola, Mozambique, Tanzania, Zambia y Botswana. Anoche sin embargo, fuentes diplomáticas en la capital francesa aseguraron que el «va y ven» del secretario de Estado norteamericano, en esta región, empezaría definitivamente el lunes próximo.Giscard y Kissinger también dialogaron sobre cuestiones nucleares y aunque oficialmente afirmó lo contrario, posiblemente hablaron concretamente del contrato franco-paquístaní de venta de una central nuclear, contra el que recientemente se manifestó «salvajemente» Kissinger. Parece, según éste último, que ambos países «están estudiando la formulación de políticas nacionales».

A propósito del Líbano, al salir de París, Kissinger afirmó que «es posible aproximarse a las condiciones objetivas que conduzcan a la paz»,con el mantenimiento de la integridad y de la soberanía del Líbano, como base. Algunos observadores, al final de la estancia del secretario de Estado en Francia, recordaron: «su carrera diplomática llega al final y desea dejar buen recuerdo».

En Moscú, la URSS reiteró ayer sus ataques contra el secretario de Estado Kissinger, en una primera reacción contra las entrevistas que éste sostuvo recientemente en Zurich con el primer ministro sudafricano Vorster, y posteriores con el presidente francés Giscard d'Estaing y el canciller alemán Helmut Schmidt. El periódico Pravda llama la atención sobre las «maniobras peligrosas» de «los patronos de los regímemes racistas»

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de septiembre de 1976