Tribuna:ClásicaTribuna
i

Un virtuoso

Con la desaparición de Piatigorsky pierde el mundo de la música una figura universal. Había nacido el 17 de abril de 1903 en Ekaterinoslav (Ucrania) y ya a los nueve años realizó una gira por Rusia, mientras estudiaba en el conservatorio de Moscú. A los 14 fue contratado por el Teatro Imperial de la Opera, como primer violonchelista.El año 1922, en circunstancias difíciles, abandonó Rusia, y a través de Polonia, llegó a Berlín, donde tras un largo período de penuria y privaciones llegó a ocupar el puesto de primer celista en la Orquesta Filarmónica de la capital alemana. Arthur Schnabel fue uno de los primeros en ayudarle, ofreciéndole conciertos y animándole a participar en la vida musical berlinesa. Desde su bien ganado primer atril de cello en la Orquesta Filarmónica de Berlín, a partir de 1928, Gregor Piatigorsky se lanzó a recorrer el mundo. En 1929 llevó a cabo una gira triunfal por Estados Unidos. Luego, toda América, Europa, Asia. En los años que precedieron a la Segunda Guerra Mundial, Piatigorsky llegó a ser, junto a Pablo Casal, el violoncelista más célebre y admirado. Los mejores compositores le dedicaban sus obras, los pianistas más ilustres (pensemos en el citado Schnabel, Rach Maninoff, Horowitz) le acompañaron en sus recitales. La técnica de Piatigorsky era la de un virtuoso de primer orden, pero jamás sus interpretaciones ofrecían la vana espectacularidad de otros maestros del violencelo.

Más información

Hizo Piatigorsky, como buen músico, mucha música de cámara. Formó trío con dos artistas de tanta categoría como Nathan Milstein y Wladimir Horowitz Todavía recordarán muchos aficionados españoles la admirable versión del Primer Trío Op. 35 de Joaquín Turina, que él grabó junto al gran Jascha Heifetz y Leonard Pennario.

El año 1937 Piatigorsky se hizo ciudadano norteamericano. En Estados Unidos desempeñó la dirección le música de cámara del Centro de Música del Festiva de Berkshire, y fundó becas de composición y violencelo en e Conservatorio de París, en la Universidad de Chicago y en e Conservatorio Peabody, de Baltimore.

También realizó Piatigorsky algunos arreglos y transcripciones para violoncelo, instrumento que, según Chotnizoff, perdía en sus manos sus naturales limitaciones, pues lo tocaba de forma tan ligera y brillante cual si se tratase de un violín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de agosto de 1976.