Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Honduras y El Salvador, dispuestos a acabar con sus diferencias fronterizas

Tegucigalpa (Honduras)

El jefe de los observatorios militares de la OEA (Organización de Estados Americanos), el general argentino José María Miró, expresó ayer su confianza en el restablecimiento de la paz entre Honduras y El Salvador.Los dos países centroamericanos reanudaron hace unos meses sus hostilidades fronterizas, siete años después de los violentos combates -la llamada «guerra del fútbol"- que les enfrentaron.

El general Miró explicó ayer a la prensa hondureña los pormenores de la misión de los observadores militares de la OEA y afirmó que había registrado, entre los gobiernos y los ejércitos de los dos países, la misma voluntad de poner fin a sus diferencias.

El general argentino, que además es cartógrafo, declaró que los últimos problemas fronterizos ocurridos entre Honduras y El Salvador ofrecían una base real para hallar soluciones definitivas a este conflicto.

Miró informó que se había previsto un plazo de quince días de permanencia de los observadores militares en la frontera entre los dos países y añadió que no sabía si ese plazo podría ser amjpliado.

«Este probiema -añadio- habría que resolverlo a la mayor brevedad y esto, desde luego, haría más breve nuestra estancia en los dos países».

El general argentino declaró finalmente que el trabajo de los observadores militares de la OEA se encaminará a contribuir, con todos sus esfuerzos, a una solución del problema.

El puesto de mando del jefe de los observadores militares de la organización interamericaria estará situado en principio en El Salvador, pero sus miembros se desplazarán continuamente de uno a otro país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 1976