Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Jaume Miravitlles,

ex comisario de Propaganda de la Generalitat, se ha referido a la presencia de Errol Flynn en el Madrid asediado de la guerra civil poco menos como si hubiese sido un publicitario. Sin embargo, el popular actor norteamericano, que acaba de revelarse en el filme Capitán Blood, llegó al Madrid de las bombas y los obuses portando millón y medio de dólares para le República, recaudados entre los actores y técnicos de Hollywood. "La misión que nos trae a España nos ha sido impuesta por nuestra condición de hombres libres... Queremos ver de cerca la magnitud del sacrificio heroico que está haciendo el pueblo español por su libertad", declaró entonces Flnn al ABC republicano, que se editaba en Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 1976