Eurocopa

Con Busquets y Janssen a la Eurocopa

Tras una tensa negociación, en la que la Federación estuvo a punto de rechazar la vacunación, a los internacionales se les inyectará una sola dosis, y una de Pfizer a los que ya pasaron la covid. Luis Enrique asegura que el azulgrana estará en el torneo

El seleccionador español Luis Enrique Martínez durante la rueda de prensa que ha ofrecido este jueves. En vídeo, sus declaraciones en esa comparecencia, antes de conocerse la decisión definitiva sobre la vacunación de los jugadores.PABLO GARCIA/RFEF / VÍDEO: EUROPA PRESS

El culebrón de la vacunación de la selección española contra la covid-19 ha concluido esta tarde. La gran mayoría de la delegación que el domingo se desplace a Sevilla para el primer partido de la Eurocopa, el lunes ante Suecia, será inmunizada con la monodosis de Janssen. A los jugadores o empleados federativos que ya han pasado el contagio, siempre y cuando hayan transcurrido ocho semanas, se les inoculará una dosis de la profilaxis de Pfizer. El acuerdo entre la Federación Española de Fútbol y el Ministerio de Sanidad se ha cerrado esta tarde, después de una tensa negociación en la que la postura federativa era la de no vacunar a la selección si no era bajo la condición de iniciar la competición con la pauta completada.

A primera hora de la mañana, desde la Federación Española de Fútbol se aseguraba que, como pronto, el viernes se iniciaba el proceso de inmunización. A su vez, fuentes próximas al Gobierno aseguraban a este periódico que el viernes un contingente del Ejército se desplazaría a la Ciudad del Fútbol de Las Rozas para inocular los viales a partir de las diez de la mañana. Todo quedó en el aire cuando Luis Enrique, antes de empezar a responder las preguntas de la prensa, tras una breve alocución, aseveró: “A día de hoy no tenemos confirmación de que se nos a vacunar. El presidente [Luis Rubiales] está negociando”.

La negociación a la que se refirió Luis Enrique era la que mantenía Rubiales con el Ministerio de Sanidad desde primeras horas de la mañana. El presidente federativo demandaba que la vacuna fuera la de Janssen, que es monodosis, y que se aplicara la segunda dosis de Pfizer a los que ya han superado el contagio, siempre y cuando hayan transcurrido ocho semanas. En este caso, Sergio Busquets, del que Luis Enrique aseguró que estará en la lista definitiva que ofrezca el sábado, no podría ser inyectado. “No queremos que nos vacunen días ante de jugar los cuartos de final o cuando estemos ya de vacaciones. O nos vacunan el viernes o ya no nos vacunamos”, defendían desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, donde se recibió con alivio el falso positivo de Diego Llorente y que en las pruebas PCR efectuadas a primera hora de la mañana los resultados fueran todos negativos por segundo día consecutivo.

MÁS INFORMACIÓN

Luis Enrique dejó caer su malestar y el de la federación por no haberse iniciado la inmunización cuando el pasado 23 de mayo ofreció la lista de 24 jugadores. “Nos hubiera gustado que se hubiera hecho en el momento oportuno, que era después de la lista oficial. No quiero efectos adversos y se acerca el partido”, advirtió el seleccionador. El preparador asturiano manifestó varias veces la misma preocupación que se palpaba en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas por lograr lo antes posible la inmunidad.

Luis Enrique restó importancia a qué día Busquets comunicó que un familiar suyo muy allegado había contraído el virus. Al seleccionador se le cuestionó si el mediocentro azulgrana debió disputar el amistoso con Portugal. “En el amistoso no sabíamos nada del positivo de Busquets. Tenemos plena confianza en los doctores. Hemos cumplido bien los protocolos. No buscamos culpables, sino soluciones”, zanjó el técnico. La comida conjunta de los internacionales en un restaurante de Torrelodones del pasado domingo, cuando en la federación ya se conocía el contagio del familiar del mediocentro blaugrana, ha levantado polvareda. Horas después, saltaba el positivo del capitán.

La polémica vacunación de la Roja ha saltado por dos motivos. Por un lado, que finalmente Sanidad haya accedido a que se aplique la monodosis de Janssen a la mayoría de la burbuja de la selección, que es lo que demandaba la carta que el Ministerio de Cultura y Deportes envió al gabinete de Carolina Darias el pasado viernes en la que solicitaba la inmunización. En principio, Sanidad solo había autorizado la vacuna de Pfizer. Por el otro, el protocolo de vacunación advierte que se debe posponer la inmunización de las personas en cuarentena, por ser contactos de un caso confirmado (en este caso, Busquets), hasta que finalice la misma. Estas medidas se aplicarán a todos los grupos de población, incluyendo personal sanitario y sociosanitario, exceptuando los residentes de centros de mayores, grandes dependientes y personas con condiciones de muy alto riesgo. La selección no cumple ninguno de estos requisitos.

Suscríbete aquí a nuestra newsletter especial sobre la Eurocopa 2021

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50