Copa América semifinal
Finalizado
Brasil
Brasil
1
34' Lucas Paquetá
1
0
Perú
2
Perú
Copa América

Mano Menezes: “Hoy ya no existe el típico talento brasileño”

El seleccionador de la Canarinha entre 2010 y 2012 analiza el cambio en el fútbol sudamericano

Mano Menezes, seleccionador de Brasil entre 2010 y 2012, en su etapa como entrenador del Bahia.
Mano Menezes, seleccionador de Brasil entre 2010 y 2012, en su etapa como entrenador del Bahia.SERGIO MORAES / Reuters

Mano Menezes nació hace 59 años en Rio Grande do Sul, el estado más al sur de Brasil. Habla pausado en portugués y entiende perfecto el castellano. Le gusta conversar de fútbol. Pasó por el Gremio, el Palmeiras, el Corinthians, el Flamengo y el Cruzeiro, además de dirigir a la selección brasileña entre 2010 y 2012. Fue el técnico que hizo debutar a Neymar en la Canarinha. Hoy dirige al Al-Nassr de Arabia Saudí. En las cinco grandes ligas europeas, hay 102 futbolistas del gigante sudamericano. Sin embargo, no hay ningún técnico en los banquillos de la Liga, la Premier, la Serie A, la Ligue 1 y la Bundelisga.

Pregunta. ¿Por qué no hay entrenadores brasileños en Europa?

Respuesta. Durante mucho tiempo, los entrenadores han apostado por decisiones más empíricas. Con eso alcanzaba, sobre todo en Brasil. El fútbol ha cambiado mucho en los últimos años y se puede resumir en una cuestión de espacios: antes se jugaba en 60 metros y hoy en 25. Eso ha creado dificultades extremas para el fútbol más simple, basado en el talento individual y no en la construcción colectiva.

Más información

P. ¿Es necesario formar también entrenadores?

R. En Brasil no se exigía formación académica a entrenadores. Dependía solamente del interés individual de cada técnico. Y, como no teníamos metodología de entrenamiento, retrocedimos.

P. ¿La metodología tampoco existía en el fútbol base?

R. Hay una diferencia entre producir talento y formar talento. Brasil continúa produciendo mucho talento. Pero ya no formamos. Nos preocupamos por copiar lo que se hace en Europa. Entonces, hoy ya no tenemos el típico jugador brasileño, dotado técnicamente.

P. ¿Por qué?

R. Nuestros entrenadores más antiguos se encargaban de potenciar el fútbol de la calle: dominio, pase, dribbling. Hoy el jugador precisa tener un mayor entendimiento del juego. A partir de ese entendimiento el futbolista tiene que identificar las dificultades y presentar las soluciones. Volvemos a lo del principio. Antes, cuando se jugaba en 60 metros, el brasileño que se encontraba en una dificultad regateaba a tres adversarios y la solucionaba. Hoy no hay espacios entre líneas para que un jugador pueda hacer eso. Las soluciones de hoy, entonces, son diferentes a las de antes. Por eso necesitamos tener una formación mejor.

P. ¿Esa es la explicación que se encuentra a la diferencia de juego entre la Copa América y la Eurocopa?

R. Hace tiempo que sucede algo. Por ejemplo, Pato se fue al Milán con 10 partidos. Se interrumpe la formación brasileña del futbolista cuando se emigra tan joven. Cada año exportamos a los mejores jugadores y eso crea que en el día a día la competencia interna sea peor. Ahí es donde radica uno de los mayores problemas.

P. ¿La diferencia entre América y Europa será cada vez mayor?

R. Sí. A medida en que económicamente, desde el otro lado haya más poder para contratar a los mejores y para organizar competiciones más interesantes, se aumentará esa diferencia.

P. ¿Qué pueden hacer?

R. Establecer una edad mínima para la salida del jugador.

P. Rodrygo y Vinicius ficharon por el Madrid con 18 años.

R. Los europeos quieren terminar la formación. Entienden que la pueden hacer mejor.

P. En el pasado, daba la sensación de que Brasil siempre tenía al crack del futuro. Cuando se apagaba Romario aparecía Ronaldo. Después Ronaldinho y Kaká, hasta que llegó Neymar. ¿Quién es el sucesor de Neymar?

R. Estamos en un momento específico en el que buscamos a su sucesor. Habrá que esperar un poco más para saber si se trata de una coincidencia o si, por lo contrario, se trata de una consecuencia de todo lo que hemos hablado.

P. Neymar se estrenó con usted en la selección, ¿cómo era entonces y cómo lo ve hoy?

R. Era un niño, hoy es un hombre. Un profesional que ha conseguido grandes conquistas. Ha pasado por problemas porque la fama y el éxito tienen esas consecuencias. Lo veo más maduro después de sufrir críticas y lesiones.

P. ¿A Messi le falta ganar algo con Argentina?

R. No le falta nada. Pero, por muy bueno que seas, necesitas un equipo. Y, en este momento, camina hacia eso. Como le pasó en la Copa de Brasil que llegó a la final. Si Argentina hubiese ganado, que no le faltó mucho, estaríamos hablando de que no le falta nada.

P. ¿Tite es defensivo?

R. En el deporte, a nadie le gusta defender. En esencia, es ofensivo. Yo también tenía ese rótulo. Nunca me preocupó. Lo que sí me preocupa es organizar bien los equipos. Y eso significa estar preparado para los dos momentos básicos del fútbol: cuando tienes la pelota y cuando no la tienes. Si defiendo más es porque no puedo tener tanto tiempo el balón como me gustaría.

P. ¿Pero Brasil no es vistosa?

R. Ha pasado por una transformación. Busca llegar con confianza para ganar en Qatar.

P. ¿Es posible?

R. No veo diferencias tan grandes entre Brasil y Argentina y los mejores europeos. Hay algo que hay que destacar. La diferencia entre la Copa América y la Eurocopa también está en el público. Jugar sin afición es deprimente. Eso aumenta mucho la diferencia. No será igual en el Mundial. La hinchada es un parte muy importante del juego. Da emoción y tensión, cosas que en un estadio vacío no existen.

P. ¿Qué piensa de Argentina?

R. Me gusta el trabajo de Scaloni. Veo un equipo que tiene una idea de trabajo. Eso es lo más importante en la construcción de un equipo. Brasil y Argentina van a llegar con opciones al Mundial.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50