Barcelona compite con Málaga por ser la sede de la Copa del América de Vela de 2024

La ciudad catalana, que cuenta con el apoyo de todas las instituciones locales y autonómicas, pondría las nuevas terminales de cruceros a disposición de la competición

El Artemis y Oracle Racing compiten durante la Copa América de vela en la regata de Nápoles (Italia).
El Artemis y Oracle Racing compiten durante la Copa América de vela en la regata de Nápoles (Italia).Alessandro Bianchi

La ciudad de Barcelona es candidata a acoger la edición 2024 de la Copa del América de Vela, tal y como adelantó La Vanguardia y pudo confirmar EL PAÍS. El defensor del título, el equipo New Zealand, uno de los grandes de la competición, considerada la fórmula uno del mar, decidirá en las próximas semanas cuál será la sede para la próxima edición, que llegará precedida de unas regatas previas de las que saldrá el rival del equipo neozelandés. La candidatura la ha impulsado la agencia Barcelona & Partners, vinculada al lobby empresarial Barcelona Global, y cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, la Generalitat, la Diputación de Barcelona y el puerto. La capital catalana compite así con Málaga y con una ciudad de los Emiratos Árabes cuyo nombre no ha trascendido después de descartar regresar a Valencia. La ciudad elegida se conocerá “en las próximas semanas”, aseguran fuentes conocedoras del proyecto.

Barcelona & Partners nació hace algo más de un año inspirada en una fórmula parecida existente en Londres, que busca atraer inversiones y grandes eventos globales: la candidatura sería su primer logro. La Copa del América es uno de los eventos deportivos con mayor proyección global y audiencias televisivas millonarias. Valencia acogió la competición en 2007 y 2010, en el marco de una política de grandes eventos y con el objetivo de poner la ciudad en el mapa internacional. Lo logró, aunque los costes para el gobierno dirigido por el entonces presidente del PP, Francisco Camps, fueron demasiado elevados.

Casi 15 años después, la Copa del América podría volver a las costas españolas. Por ahora, no existe documentación amplia sobre la candidatura de Barcelona, sino una carta de presentación. Tampoco se conoce qué coste tendría para la ciudad y las empresas dispuestas a avalar el proyecto. En cualquier caso, una de las bazas con las que cuenta Barcelona es que en esas fechas estarán construidos los muelles para las nuevas terminales de cruceros: solo habría que habilitarlos con pantalanes aptos para los veleros de la competición.

La carta enviada por Albert Castellanos, secretario de Empresa y Competitividad de la Generalitat, a Grant Dalton, el consejero delegado del Team New Zealand, pone en valor que Barcelona ha sido en el pasado sede de grandes eventos deportivos y cita los Juegos Olímpicos de 1992. La misma misiva apunta también al apoyo que el Gobierno español ofrecerá al proyecto en caso de ser elegido.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Clara Blanchar

Centrada en la información sobre Barcelona, la política municipal, la ciudad y sus conflictos son su materia prima. Especializada en temas de urbanismo, movilidad, movimientos sociales y vivienda, ha trabajado en las secciones de economía, política y deportes. Es licenciada por la Universidad Autónoma de Barcelona y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS