McEnroe: “Alcaraz tiene corazón y fe, ganará muchos grandes”

El exnúmero uno, analista del canal Eurosport, reflexiona sobre el ‘caso Djokovic’, la pugna histórica entre los tres gigantes y la meteórica progresión del murciano

John McEnroe, durante la última edición de la Laver Cup, el pasado mes de septiembre en Boston.
John McEnroe, durante la última edición de la Laver Cup, el pasado mes de septiembre en Boston.Adam Glanzman (Getty Images for Laver Cup)

John McEnroe (Wiesbaden, Alemania; 62 años) atiende a través de la videoconferencia a una reducida selección de medios europeos, entre ellos EL PAÍS. El ex número uno sorbe de una taza de café, lleva gafas de pasta y luce una camisa de franela que envuelve a una camiseta interior. Responde desde un despacho ordenado en el que destacan tres elementos sobre las estanterías: a la espalda, una funda de guitarra flanqueada por dos maletas y al costado, varias baldas cargadas de libros. Big Mac, uno de los tenistas más icónicos y singulares de la historia, acompaña los mensajes de su expresividad característica y profundiza. Reputado analista, el estadounidense disecciona estos días en el canal Eurosport —dentro de una extensa cobertura que retransmite íntegramente el Open de Australia— todo lo que sucede a diario en las pistas de Melbourne Park. Y lo hace a su estilo, voleando en la respuesta.

Pregunta. ¿Considera que lo que ha sucedido con Novak Djokovic puede marcar un punto de inflexión en su carrera?

Respuesta. Es muy difícil de adivinar. No cabe duda de que es un golpe duro para él. Quizá podría ser un punto de inflexión en su vida y también podría marcar un giro decisivo en la batalla con los otros dos tipos [Rafael Nadal y Roger Federer], que también poseen 20 grandes y seguro que quieren distanciarse. Todo lo que ha ocurrido en Melbourne y la actitud que ha tenido Novak demuestra lo firmemente que cree en sus ideas. Estaba dispuesto a correr el riesgo y a no vacunarse, y ha ido con ello hasta el final. Es triste, su futuro es incierto.

P. ¿Cree que conseguirá reponerse anímicamente?

R. Va a afectarle mucho. Ahora han cambiado la ley y dicen que hay que vacunarse, pero no se sabe qué ocurrirá en los próximos meses. Esta trama sigue. Toda esta situación va a exigirle lidiar con muchas cosas y estar sometido a mucha presión, aunque crea al cien por cien que tiene la razón. Él es, obviamente, increíble en situaciones bajo presión y está luchando mucho. Pero esto es un reto. Por tanto, tendremos que esperar a ver cómo evoluciona todo de aquí en adelante. Parece que para jugar en Roland Garros habrá que vacunarse, ¿y qué ocurrirá con Wimbledon?

P. De alguna manera, ¿ha perdido definitivamente el pulso afectivo con Nadal y Federer?

R. No es nada fácil ser querido y conozco bien esos momentos en los que la gente está en tu contra, porque en el fondo a todos nos gusta sentirnos queridos. Todo esto es complicado para alguien que ha trabajado tanto para ser querido como Novak.

La polémica de la vacuna es un duro golpe para Djokovic, le afectará mucho. Su futuro es incierto

P. ¿Cuál de los tres se impondrá en la gran carrera histórica?

R. No sé cuánto le puede quedar a Roger. Recuerdo que cuando estuve con Milos Raonic [colaborando con el tenista canadiense en Wimbledon 2016], Milos le ganó en cinco sets en semifinales y Roger salió cojeando de la pista, y pensé: esto es el final, nunca más va a ganar un grande, el tiempo le ha atrapado. Se tiró seis meses sin jugar un torneo y va y gana en Australia, y dos grandes más después de eso. Parece sobrehumano, así que no voy a decir que no vaya a ser capaz de ganar otro grande. Tiene 40 años, es una leyenda. Es asombroso, mucho más que eso, y esto que digo vale para los tres. Si nos preguntamos quién es el mejor, para mí Roger siempre ha sido el mejor jugador sobre hierba, pero hemos visto a Novak ganarle dos o tres veces en Wimbledon. De Novak diría que es el mejor jugador de pista dura y Rafa el mejor jugador en la arcilla. Significa que ninguno de ellos es el mejor en todas las superficies, pero sí tienes argumentos a favor de cada uno. Casi sería mejor que siguieran empatados para siempre.

P. Pero si tuviera que elegir un nombre, ¿cuál sería?

R. Si Novak ganase un par más, y a eso habría que sumarle que tiene un mejor tanteo particular con ambos, costaría decir que no es el mejor de los tres. Federer tiene el juego más bello que yo jamás haya visto. Antes idealizaba a Rod Laver, pero ver jugar a Federer es lo máximo. A Nadal lo ves jugar y te preguntas, ¿este hombre de dónde ha salido? No creía que fuera posible jugar así. Ves jugar a Rafa y reconoces que es el que más esfuerzo le pone de largo. Novak es inhumano en el fondo de la pista; su flexibilidad y los tiros que se saca...

McEnroe, en un instante de la entrevista por videoconferencia.
McEnroe, en un instante de la entrevista por videoconferencia.

P. ¿Confía en que Nadal pueda todavía seguir jugando y ganando durante unos años?

R. Es lo que todos querríamos saber. No sé cómo está su pie. Espero que bien, porque Rafael Nadal es increíble para este deporte. Todos pensábamos, después de ver jugar a Rafa los últimos 15 años, que por su estilo no iba a poder durar todo lo que ha durado, pero está rodeado de un equipo increíble, es un ser humano de los que rara vez se encuentran, de esos que con la mente superan todo lo corporal. Tiene una fuerza mental que es una locura, hasta el punto de que ha mantenido una actitud positiva cuando la mayoría de las personas estarían apagadas, abatidas e incluso lo dejarían. Siempre habla de lo que le gusta competir. Esa es su mayor cualidad, que puede competir, que se esfuerza en cada partido. Es la mayor cualidad que pueda tener un deportista. Aunque solo fuera un año más, todos deseamos que pueda salir a jugar y competir cerca del nivel que le hemos visto.

P. Carlos Alcaraz es la gran sensación entre los jóvenes. ¿Es tan bueno como se dice?

R. Creo que estamos todos de acuerdo en que este chico [18 años] tiene un talento increíble y es capaz de hacer grandes cosas. No hay duda de eso. Tiene el corazón y la fe; obviamente, en ese sentido seguro que observa a Rafa [Nadal] porque todo el mundo lo hace y supongo que, sobre todo, en España. Ves a alguien que realiza esa clase de esfuerzo... Si quieres ser verdaderamente respetuoso, tienes que hacer ese tipo de esfuerzo en la pista, que es lo más difícil del mundo para cualquier jugador. Yo intenté hacerlo con [Jimmy] Connors. Él era el tipo que más se esforzaba y hoy día es Nadal. Creo que Alcaraz tiene algo de eso. Es una esponja, absorbe toda la información, al igual que Sinner [italiano de 20 años y 10º del mundo]; la usa y progresa rápidamente. Hace seis u ocho meses, ¿quién iba a pensar que podía jugar en pista dura? Ahora, de repente, quizá es mejor en dura que en tierra batida. Ha progresado increíblemente.

Nadal es un ser de los que rara vez se encuentran, de esos que con la mente superan todo lo corporal

P. ¿Le ve levantando grandes trofeos y alcanzando el número uno del circuito?

R. Creo que va a ganar muchos grandes. Lo único que me preocupa es la altura. No estoy seguro de que mida 1,85m [la cifra oficial de la ATP], lo mismo que Rafa. No estoy seguro... Cuando le he visto me parecía que era de mi altura [1,80], aunque espero que sea 1,82m; sí, 1,82m está bien, aunque esto hace que sea más difícil. Mirad a estos tipos de ahora: son altos, miden 2,01, 1,92, 1,95... Ahora es más difícil competir si eres más bajo. En cualquier caso, creo que tiene unas piernas y unos movimientos increíbles, y debe emplear bien todo eso. Debe ser inteligente porque va a tener que jugar contra estos tipos tan altos sistemáticamente: Berrettini [1,96], y luego estará ahí Medvedev [1,98] y después Tsitsipas [1,93]... Pero es muy ligero y extremadamente rápido, así que quizá eso no suponga un problema. Vigilaría eso, pero por lo demás, diría que va a ganar muchos grandes.

P. Si gana el torneo, Daniil Medvedev se convertiría en el número uno. ¿Se identifica con su rebeldía?

R. Me encanta verle jugar, es mi jugador favorito. Parece que está jugando al ajedrez en la pista. Me encantaría jugar contra él, a ver qué tal me funcionaba el saque y volea, y enviarle la bola baja y tirarle algunas dejadas; Daniil se coloca tan atrás en la pista... Es un poco como Borg, te dices: ¿de verdad va a jugar desde ahí atrás? Tiene esa mentalidad: voy a seguir haciendo esto, me da igual lo que piensen. Solo por eso me encanta. Diría que es el mejor jugador del mundo sobre pista dura ahora mismo. Veías a Borg y te preguntabas: ¿por qué este tío corre por toda la pista? Y con él sucede lo mismo. Mide 1,98 y está muy delgado, pero se mueve mejor que nadie en toda la historia del tenis; teniendo en cuenta su estatura, no hay ninguno que se le acerque.

McEnroe, entre Boris Becker y Kim Klijsters durante un acto de Eurosport.
McEnroe, entre Boris Becker y Kim Klijsters durante un acto de Eurosport.

P. Hablando de rebeldía, usted fue expulsado del Open en 1990, en el partido de octavos contra el sueco Mikael Pernfors. ¿Lo recuerda?

R. Me gustaría decir que no lo recuerdo bien, pero.... Fue una situación similar a lo que se ha estado viendo estos últimos días con el calor, y en esas condiciones habría que dar un poco de cuartelillo, porque si hago botar la raqueta contra el suelo no hay por qué quitarme un punto. Diría que yo estaba un poco irritable, pero aun así creía que iba a ganar el partido. Era al mejor de cinco sets, pero es que también me dieron por perdido un juego, y yo no sabía que habían cambiado las reglas. Esa fue la parte que nuestro amigo, el Señor Palmeri [su agente entonces], se olvidó de comentarme. Realmente no debería culpar a nadie, porque a quien hay que culpar en última instancia es a mí.

P. Dijo esta semana que el tenis ha mejorado a la hora de aceptar que haya diferentes personalidades y Nick Kyrgios denuncia que solo se promociona a los tres gigantes. ¿Qué opina?

R. Han coincidido los que posiblemente sean los tres jugadores más grandes que hayan vivido, jugando al mismo tiempo, exigiéndose para ser mejores. Sería difícil no poner el foco sobre eso, cuando ellos tienen 20 grandes cada uno y los otros tienen cero o uno. Sin ánimo de ofender a nadie, ellos merecen que se les preste mucha más atención que los demás. Creo que el tenis necesita gente con personalidad, me encanta que haya diferentes personalidades; ahora bien, estoy totalmente de acuerdo con Nick en que debemos hacer todo lo posible para promocionar a otros jugadores, pero también le pediría que hiciera una cosa, porque me cae muy bien y es buen tío, y la afición se vuelve loca con él: por favor, Nick, sería increíble que salieses y te esforzases como lo hace Nadal. Un año. ¿O qué tal hacerlo un solo torneo? Quizá un partido. Esfuérzate así un solo partido. Ganaríamos todos, incluido él mismo. Tiene un talento increíble. Sería asombroso. He tratado de hablar muchas veces con él. Y la gente dice: oye, tendría mucho sentido que trabajasen juntos McEnroe y Kyrgios. Es algo que tiene que decidir él. Es un tío listo.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Contenido exclusivo para suscriptores

Lee sin límites

Sobre la firma

Alejandro Ciriza

Cubre la información de tenis desde 2015. Melbourne, París, Londres y Nueva York, su ruta anual. Escala en los Juegos Olímpicos de Tokio. Se incorporó a EL PAÍS en 2007 y previamente trabajó en Localia (deportes), Telecinco (informativos) y As (fútbol). Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Navarra.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS