Atlético - Athletic, dos campeones discretos

El conjunto madrileño, vencedor de la pasada Liga, y el vasco, que defiende el título del torneo, se miden en la segunda semifinal tras una trayectoria irregular este curso

Simeone  y Marcelino se saludan durante el último Athletic-Atlético celebrado en San Mamés.
Simeone y Marcelino se saludan durante el último Athletic-Atlético celebrado en San Mamés.

En un país, Arabia Saudí, con costumbres que parecen de otras épocas, el Athletic reverdeció gestos que ya no se suelen ver en el fútbol de ahora, como darse un paseo en grupo por Riad, sin hordas de aficionados detrás pidiendo autógrafos. Los bilbaínos, a pesar de que defienden título, van de camuflaje en la Supercopa. Pasan casi desapercibidos en medio del desierto. Puede que sea un plan. “Lo bonito de todo esto es ir de tapado y no ser favorito”, dice Iñigo Martínez, pero advierte: “Sabemos competir contra estos equipos. El primer objetivo es ganar al Atlético y llegar a la final”. Tendrán que enfrentarse para ello este jueves contra el equipo de Simeone (20.00, Movistar), que prefiere deshacerse de cualquier etiqueta de favorito y tratar de romper, de una vez por todas, la irregularidad que le lastra en la temporada. Su capitán, Koke, ya advierte de que no se fía de la piel de cordero de los bilbaínos: “Va a ser un partido intenso, bonito. Conocemos al Athletic, a su técnico. Lo que me preocupa es entrar bien al partido y hacer lo que pide el entrenador en cada momento”. Tampoco el Atlético, que llega como campeón de Liga, levanta la polvareda de Madrid y Barça en Riad. Será el duelo entre los aspirantes discretos.

Los dos equipos tienen bajas, pero ni Marcelino ni Simeone se quejan. Savic y Griezmann no viajaron en el lado colchonero; Vencedor, el más regular del Athletic en las últimas jornadas, tampoco. “Si hay bajas tenemos que estar preparados y tener reemplazos”, apunta Simeone. “Buscamos que se recuperen los jugadores y mientras tanto jugamos con los que están bien”. A los madrileños les preocupa el estado de forma de su portero, Oblak, más vulnerable que en temporadas previas; a los bilbaínos, sin embargo, les quita el sueño la intensidad de su rival: “Los del Atlético son como nosotros, pelean hasta el final”, asegura Iñigo Martínez. “Estos no se andan con tonterías, vienen a por todas, pero tenemos nuestras armas y sabemos a lo que jugamos”, afirma el central del Athletic.

Los últimos entrenamientos en el Cerro del Espino han mostrado a Simeone ensayando con planes alternativos al habitual, pero a pesar de la transparencia de sus sesiones, no da pistas. “Muchas veces no hacemos lo que se ha visto en el entrenamiento”, dice. “Veníamos trabajando el 4-4-2 estas dos semanas y entendíamos que nos venía bien trabajar el 5-3-2 o el 5-4-1, para a última hora decidir y jugar contra un equipo que compite muy bien, con intensidad y equilibrio desde que llegó Marcelino a Bilbao”, concluye el entrenador argentino.

Su colega, Marcelino García, apoya su optimismo en la solidez que ha alcanzado el Athletic en los últimos meses: “Creo que ahora somos mejor equipo que hace un año, cuando ganamos la Supercopa, pero eso no nos garantiza nada porque jugamos un torneo con los tres grandes protagonistas de nuestra Liga. Esperemos aprovechar los detalles y ser más concretos que nuestro rival”.

Lo mismo piensa Simeone. “Cuando te pones la camiseta del Atlético de Madrid, aunque sea un amistoso, todos los partidos son importantes, porque estás representando al club y a su gente”, zanja.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS