Correa como única certeza

El argentino, recientemente renovado hasta 2026, se ha convertido en el delantero más fiable para Simeone

Correa celebra su gol desde el medio del campo logrado ante el Villarreal el pasado domimgo.
Correa celebra su gol desde el medio del campo logrado ante el Villarreal el pasado domimgo.AFP7 vía Europa Press (Europa Press)

Cuando el domingo Ángel Correa (Rosario, Argentina, 26 años) relataba a compañeros y empleados del Atlético el gol desde el medio del campo que le marcó al Villarreal, puso más el acento en la fe que en la sublime ejecución. “Siempre hay que tener fe para hacer algo cuando robas la pelota al contrario”, contaba el menudo delantero argentino sobre la bella y precisa maniobra que resaltó que el talento siempre ayuda a ganar espacio y tiempo. “Cuando vi que la pelota se me quedó cerca sabía que podía intentarlo y cuando golpeé la pelota lo primero que pensé fue que lo mismo no llegaba o que se me iba alto, pero hubo un momento en que ya supe que entraba. No tenía conciencia de que la acción había sido tan rápida”, describía entre risas.

El espectacular tanto se produjo apenas cinco días después de que el club anunciara la ampliación de su contrato hasta 2026 —expiraba en junio de 2024—, con la consiguiente mejora de sus emolumentos. Si cumple el compromiso, completará 12 temporadas como rojiblanco. “Su renovación ha sido un premio a una trayectoria, estaba previsto concretarlo lo antes posible tras ser un futbolista clave en la conquista de la Liga y no solo por el gol en Valladolid. En los momentos en los que Luis Suárez estaba menos acertado o lesionado, Correa tiró del carro”, aseguran fuentes próximas a la dirección deportiva rojiblanca.

En los últimos ocho partidos de Liga del curso pasado hizo cinco goles que resultaron definitivos para la obtención del título. La renovación no ha producido los clásicos recelos que a veces se despiertan en los vestuarios. Correa es el niño mimado por compañeros, cuerpo técnico y dirigencia. Nunca ha levantado la voz para quejarse, aunque sí mostró su disposición a marcharse del Atlético si su participación no aumentaba. Con el paso de las temporadas su rol ha ido creciendo hasta convertirse en uno de los puntales del equipo. También parte de la hinchada a la que no terminaba de llenarle el ojo ha terminado por comprender que es un futbolista que vive de arriesgar en cada pelota que recibe, aunque haya fallado todas las acciones anteriores.

En este Atlético de tan pocas certezas en el que Simeone no acaba de encontrar ni un dibujo estable ni un juego convincente, Correa se ha convertido en el delantero más determinante. Jugador de perfil guadianesco, resulta que también se ha destacado como el atacante más constante. Este curso ha participado en 13 goles (ocho tantos y cinco asistencias) entre todas las competiciones, tres más que Griezmann y Luis Suárez, que le preceden en este apartado. “Se siente cómodo de delantero, lo demuestra y está teniendo continuidad en el trabajo y en el gol, que es lo que se le pide a un atacante. Es uno de los mejores futbolistas que tenemos para poder jugar entre líneas por sus giros y para hacer transiciones”, le analiza Simeone.

El preparador argentino habla ya más de Correa como punta, el lugar que siempre reclamaba, que como jugador de banda. “Su lugar está en la delantera, siempre lo ha sido, pero hemos buscado otras situaciones para que juegue. Siempre nos ha ayudado, cuando ha jugado como tercer delantero en el 4-3-3 o como cuarto centrocampista en el 4-4-2″, defiende el técnico. Si algo reivindicaba Correa cuando Simeone le hacía jugar en banda, era que le pusiera un partido completo como delantero. Pese a haber disputado muchos encuentros fuera de su posición ideal, Correa es el único jugador que ha logrado más de 50 goles (54) y 50 asistencias y el que ha completado más regates (471) en la era Simeone.

Ahora mismo, son Luis Suárez, Griezmann, João Félix y Cunha los que compiten por jugar a su lado. Simeone ha elevado su posición dentro del plantel, aunque le relegara al banquillo cuando al principio del curso confiaba en que las rotaciones no afectarían al rendimiento ofensivo del equipo por la calidad de todos los delanteros.

Con el Atlético en problemas para asegurarse un puesto en la próxima Liga de Campeones, con la inminente eliminatoria de Copa ante la Real Sociedad y el Manchester United a poco más de un mes vista en la Champions, Simeone ahora considera a Correa como su delantero más fiable.

Puedes seguir a EL PAÍS DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Sobre la firma

Ladislao J. Moñino

Cubre la información del Atlético de Madrid y de la selección española. En EL PAÍS desde 2012, antes trabajó en Dinamic Multimedia (PcFútbol), As y Público y para Canal+ como comentarista de fútbol internacional. Colaborador de RAC1 y diversas revistas internacionales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación por la Universidad Europea.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS