Eliminatorias Conmebol

Todos siguen en carrera en unas eliminatorias sudamericanas que se aprietan

Brasil cabalga y Argentina se mantiene invicta, mientras Ecuador cede terreno y Colombia se aferra por ahora al cupo de la repesca. Hasta Perú, el colero, acortó distancias

Miguel Ángel Borja, de Colombia, celebra el gol del empate 2-2 sobre la hora contra Argentina, en el estadio Metropolitano de Barranquilla.
Miguel Ángel Borja, de Colombia, celebra el gol del empate 2-2 sobre la hora contra Argentina, en el estadio Metropolitano de Barranquilla.RAUL ARBOLEDA / AFP

Brasil está en una liga aparte, se mantiene en velocidad de crucero y no tiene piedad de rival alguno. Argentina sigue invicta a pesar de atascarse con empates que no han llegado a ser tropiezos de envergadura. Y el otrora sorprendente Ecuador cede terreno, mientras todas las demás selecciones sudamericanas acortaron distancias después de la sexta fecha y mantienen vivas sus esperanzas en las reñidas eliminatorias al Mundial de Catar 2022.

El equipo de Gustavo Alfaro, con nueve puntos, se sostiene en el tercer puesto de la tabla a pesar de haber caído en sus dos salidas de este doble fecha, por detrás de Brasil (18), que mantuvo su paso perfecto en el regreso de Neymar, y la Argentina de Messi (12), que sigue sin perder a pesar de conceder sendas igualdades. A Ecuador, sus rivales ya comienzan a respirarle en la nuca, con Uruguay (8) ahora a un solo punto en el cuarto puesto, el último que otorga un cupo directo a la Copa del Mundo.

La Seleção de Tite fue la única que sumó de a seis en esta doble jornada, en la que la mayor novedad corrió por cuenta de Colombia, que renació luego de golear en Lima a Perú (0-3) y empatar en casa sobre la hora con Argentina (2-2). Con esos cuatro puntos, el equipo de Reinaldo Rueda, que se estrenaba de nuevo en el banquillo de su país con la misión de enderezar el rumbo, acumula las mismas 8 unidades de los charrúas y se cuela por ahora en la quinta posición que da cupo al repechaje. “Sigue ratificándose lo compleja que es esta eliminatoria sudamericana. Esto se define el último día, en el último minuto. Hay que ir hasta ese día con mucha fe”, señaló el veterano Rueda, que ya ha disputado clasificaciones sudamericanas al frente de la propia Colombia, Ecuador y Chile hasta finales del año pasado.

Los antecedentes en la ruta al más reciente Mundial le dan la razón. La mayoría de los boletos a Rusia 2018 solo se resolvieron en el último suspiro. En las maratónicas, apasionantes y reñidas eliminatorias de todos contra todos de la Conmebol, que ahora entran en pausa para disputar la atropellada Copa América de Brasil, todos los equipos de la región aún albergan posibilidades. Incluso Perú, que a pesar del batacazo de derrotar el jueves a Ecuador en la altura de Quito (1-2) todavía ocupa el sótano de la tabla con cuatro puntos.

La cifra mágica

De cuando en cuando se renuevan las especulaciones sobre el número mágico que se necesita para llegar a la Copa del Mundo, pero es difícil señalarlo con precisión en una región donde todos tienden a sacarse puntos –excepto frente al apabullante Brasil de Tite–. Un análisis de las eliminatorias pasadas con diez contendientes arroja ciertas regularidades, en las que se basa el gráfico de probabilidades aproximadas de clasificación. Ningún equipo con más de 30 puntos se ha quedado fuera de la clasificación automática, así que esta podría considerarse una cifra segura. Exactamente en 30 o en 29 ha significado clasificación directa en más de la mitad de ocasiones. Para 28, la frecuencia ha sido del 50% (dos de cuatro ocasiones). Para 27, solo una. Por debajo, nunca ha habido acceso sin pasar por repesca.

De hecho, el último boleto a Rusia –vía, efectivamente, repesca– lo consiguió Perú con 26 unidades, y Chile, que venía de ganar dos ediciones de Copa América con su generación dorada, se quedó por fuera con ese mismo puntaje. Y si 31 es algo parecido a un número seguro, 22 es su opuesto: en ese grado o por debajo, ningún equipo se ha clasificado nunca. Entre ambos, la incertidumbre que, además, evoluciona de manera irregular a lo largo del tiempo.

Con distancias tan cortas entre los rivales, el remate de esa ‘maratón’ tiene un enorme peso. Hace cuatro años, después de que se habían disputado las seis primeras fechas, el equipo de Ricardo Gareca sumaba los mismos cuatro puntos que acumula en esta campaña, y solo llegó a colarse en la zona de clasificación en las tres últimas jornadas, de las 18 que componen las eliminatorias. Una moraleja en la que varios se quisieran ver reflejados.

La parte alta de la tabla también puede ser ilustrativa al hacer comparaciones con la ruta de hace cuatro años. Solo cinco puntos separan al tercero del décimo, de modo que esa tercera posición de Ecuador es menos cómoda de lo que puede parecer. La mayor paradoja del camino a Rusia fue precisamente el desplome de Ecuador, que tuvo entonces un arranque de ensueño pero no logró sostener el rendimiento y en la recta final dilapidó esos ‘ahorros’. Transcurridas seis fechas era colíder con 13 puntos, uno más de los que lleva Argentina en esta campaña, y después dio tumbos hasta acabar octavo. Una historia que nadie quiere repetir cuando regresen las eliminatorias en septiembre.

------------------------------

📈 Metodología de la proyección de trayectorias

Para los últimos seis Mundiales, ha habido cuatro liguillas de Conmebol con 10 equipos cada una, siempre estos mismos. En otras dos ocasiones había nueve. Basado en las ocasiones con estos 10 equipos, definimos una serie de rangos de probabilidad aproximada de clasificación según los puntos posibles, que van de cero (18 partidos perdidos) a 54 (18 partidos ganados).

Entra seguro: está en 43 (la máxima puntuación nunca lograda por un equipo en la liga de clasificación –Argentina: 43 para el Mundial de 2002– o más). 42 también es la puntuación máxima en una liga con cuatro equipos empatados al máximo (12 victorias, 6 empates).

Casi seguro: está en 34 (el líder con la puntuación más baja nunca lograda; Brasil para el Mundial de 2006) o más; hasta 42.

Muy probable: está en 31 (un punto por encima del cuarto puesto más alto logrado nunca) o más.

>50%: está al menos en 29 (en tres de cuatro ocasiones, esa puntuación ha significado clasificación).

<50%: está en 27-28 (clasificados uno de cada cuatro y dos de cada cuatro, respectivamente).

Muy improbable: está entre 26 y 23; ningún equipo se ha clasificado directamente, pero es el abanico de acceso frecuente a repesca (quinto puesto).

Fuera casi seguro: está por debajo de 23; en ninguna ocasión se ha clasificado nadie directa o indirectamente en este rango de puntuación.

El ejercicio presentado aquí con la liguilla de 2015-2018 muestra cómo encajan las trayectorias reales de los distintos equipos, con las ideales de cada franja.

Suscríbase aquí a la newsletter de EL PAÍS América y reciba todas las claves informativas de la actualidad de la región.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50