ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS

El Brasil de Tite cabalga las eliminatorias en Sudamérica

La ‘Canarinha’ marca el ritmo con su paso perfecto rumbo al Mundial de 2022

Roberto Firmino celebra su gol en la victoria de Brasil sobre Venezuela (1-0) por las eliminatorias sudamericanas.
Roberto Firmino celebra su gol en la victoria de Brasil sobre Venezuela (1-0) por las eliminatorias sudamericanas.NELSON ALMEIDA POOL / EFE

El Brasil de Tite marca el paso de las eliminatorias sudamericanas al Mundial del 2022, como ya lo hizo hace cuatro años camino a Rusia. El pentacampeón del mundo mantiene su paso perfecto rumbo a Qatar, con puntaje de nueve puntos sobre nueve posibles en las tres primeras jornadas que lo dejan como líder solitario. La seleção se mantuvo fiel a su costumbre de ganar a pesar de las notables ausencias para el partido de este viernes frente a Venezuela, que resolvió por la mínima (1-0).

Adenor Leonardo Bacchi, mejor conocido como Tite, no pudo contar con algunas de las más firmes columnas de su equipo. Neymar, o craque indiscutido de su selección y autor de tres goles en estas eliminatorias, sufre molestias en la ingle. Philippe Coutinho también estuvo ausente por lesión y Casemiro, el líder del cuarto de máquinas tanto en Real Madrid como en la Canarinha, dio positivo por coronavirus. A pesar de esas ausencias, el gigante sudamericano se dio el lujo de desplegar un ataque con tres figuras de la Premier League: Gabriel Jesus, del Manchester City, al lado de Richarlison, del Everton, y Roberto Firmino, del Liverpool, el autor del único gol en el Morumbí de São Paulo. La débil vinotinto de José Peseiro vendió cara su derrota, pero sigue sin sumar un solo punto.

Con la victoria, Brasil también mantuvo el apabullante ritmo que sostiene desde que Tite relevó a Dunga después de apenas seis fechas de las pasadas eliminatorias. En ese ciclo virtuoso ha ganado 13 de los 15 juegos que ha disputado y solo ha cedido dos empates al final del camino a Rusia, ya clasificado, cuando igualó 1-1 frente a Colombia en Barranquilla y 0-0 con Bolivia en La Paz. Con esos resultados, Brasil plantó en 41 puntos y dejó ir la oportunidad de establecer un nuevo récord en la anterior edición, pero en estas bien podría superar los 43 puntos –de 53 posibles– que alcanzó la Argentina de Marcelo Bielsa en el camino a Corea y Japón 2002.

Entre una y otra eliminatoria, Brasil sucumbió ante Bélgica (2-1) en los cuartos de final del Mundial de Rusia, del que Sudamérica se despidió con el orgullo herido ante la incontestable superioridad de Europa, que puso a todos los semifinalistas. Abanderado del fútbol equilibrado, que ataca y defiende con seguridad, Tite sobrevivió al “juego de tronos” en los banquillos sudamericanos tras la Copa del Mundo y se desquitó en casa con el título de la Copa América del año pasado. Sus pupilos se coronaron con un saldo de cuatro victorias y dos empates, con 13 goles a favor y solo uno en contra –de penalti, frente a Perú, en la final que ganaron 3-1–. Con ese trofeo, el estratega se convirtió en el primer técnico en conseguir el triplete de la Conmebol al ganar la Copa Sudamericana (con Inter de Porto Alegre, en 2008), la Libertadores (Corinthians, 2012) y el torneo de selecciones sobre el césped del Maracaná.

En unas eliminatorias atípicas, después de casi un año sin que las selecciones se reunieran a entrenar por la pandemia, el rendimiento de Brasil se puede contrastar con el de los otros dos equipos con mayor continuidad. Así como el gigante sudamericano renovó a Tite tras la Copa del Mundo, Uruguay siguió con su vínculo casi perpetuo con Óscar Washington Tabárez y Perú se aseguró de mantener al argentino Ricardo Gareca. La comparación exalta el trabajo de Tite en la Canarinha, que no se ha desprendido del primer lugar, mientras en esta campaña la celeste suma seis puntos después de su inédito triunfo frente a Colombia en Barranquilla (0-3), todo un aviso de cara al próximo martes, cuando recibe a Brasil en el Centenario de Montevideo. Perú, que perdió ante Chile en Santiago (2-0), ha caído hasta el octavo lugar de la tabla con apenas un empate en sus tres primeras salidas.

Aunque son apenas las primeras jornadas de unas largas eliminatorias a 18 fechas que suelen resolverse hasta el último suspiro, Brasil las cabalga con comodidad. En sus 15 encuentros dirigidos entre la edición pasada y esta, el estratega de la Canarinha acumula 41 puntos de 45 posibles para un rendimiento por encima del 90 por ciento. Pero en el país de los pentacampeones nadie se llama a engaños. La clasificación se da por descontada, la verdadera revancha solo puede llegar en Qatar 2022.

------------------------------

📈 Metodología de la proyección de trayectorias

Para los últimos seis Mundiales, ha habido cuatro liguillas de Conmebol con 10 equipos cada una, siempre estos mismos. En otras dos ocasiones había nueve. Basado en las ocasiones con estos 10 equipos, definimos una serie de rangos de probabilidad aproximada de clasificación según los puntos posibles, que van de cero (18 partidos perdidos) a 54 (18 partidos ganados).

Entra seguro: está en 43 (la máxima puntuación nunca lograda por un equipo en la liga de clasificación –Argentina: 43 para el Mundial de 2002– o más). 42 también es la puntuación máxima en una liga con cuatro equipos empatados al máximo (12 victorias, 6 empates).

Casi seguro: está en 34 (el líder con la puntuación más baja nunca lograda; Brasil para el Mundial de 2006) o más; hasta 42.

Muy probable: está en 31 (un punto por encima del cuarto puesto más alto logrado nunca) o más.

>50%: está al menos en 29 (en tres de cuatro ocasiones, esa puntuación ha significado clasificación).

<50%: está en 27-28 (clasificados uno de cada cuatro y dos de cada cuatro, respectivamente).

Muy improbable: está entre 26 y 23; ningún equipo se ha clasificado directamente, pero es el abanico de acceso frecuente a repesca (quinto puesto).

Fuera casi seguro: está por debajo de 23; en ninguna ocasión se ha clasificado nadie directa o indirectamente en este rango de puntuación.

El ejercicio presentado aquí con la liguilla de 2015-2018 muestra cómo encajan las trayectorias reales de los distintos equipos, con las ideales de cada franja.

Más información

Lo más visto en...

Top 50