ELIMINATORIAS SUDAMERICANAS

Argentina se empantana frente a Paraguay

La selección de Scaloni empata 1-1 en La Bombonera y Ecuador derrota 3-2 a Bolivia en la altura de La Paz

Lionel Messi conduce el balón en el partido de Argentina frente a Paraguay, en Buenos Aires.
Lionel Messi conduce el balón en el partido de Argentina frente a Paraguay, en Buenos Aires.POOL / Reuters

El fútbol argentino detecta un posible problema y le pregunta si quiere ser su amigo. Si los torneos domésticos ya se convirtieron en un festival de caprichos de los dirigentes y reglamentos que se modifican en plena competición, el camino de su selección rumbo al Mundial de 2022 sufrió este jueves su primer tropiezo: Paraguay sorprendió a la albiceleste al empatar 1-1 en la Bombonera en las eliminatorias sudamericanas. Un Messi de bajos vuelos, esta vez, no actuó como salvación para una Argentina que perdió sus primeros puntos en el torneo.

Aunque Argentina quedó como única líder con siete puntos, este viernes podrá ser superada por Brasil y alcanzada por Colombia, que jugarán como locales ante Venezuela y Uruguay, respectivamente.

Que la noche sería más incómoda que lo pensado para Argentina quedó claro desde el comienzo. Incluso pocos segundos antes de que la pelota rodara, Messi sufrió en el círculo central de la Bombonera las arcadas que más de una vez lo habían afectado en la selección, vómitos que según su familia tenían una causa física –no le cierra el hiato– y que otros interpretaron como una válvula de escape para somatizar cierta tensión psicológica.

Desde entonces, a Messi le costó encontrar su lugar en una Bombonera silenciosa y en un equipo que sigue sin definir su perfil. Bien interrumpido por los muchachos dirigidos por Eduardo Berizzo, el 10 albiceleste cumplió más con un rol de distracción para sus rivales que de atracción para la pelota.

Paraguay, además, acertó un pleno en su primera incursión en el área argentina, cuando un eslalon de Miguel Almirón a la velocidad de Usain Bolt fue derribado imprudentemente por Lucas Martínez Quarta. El penalti lo convirtió Ángel Romero para el 1-0 paraguayo, su tercer tanto en estas eliminatorias.

La Argentina de Lionel Scaloni, un técnico sin la experiencia habitual de sus colegas que dirigen selecciones, quedó enredada en la telaraña visitante. El arco de Antony Silva estaba tan lejos que parecía quedar en Asunción. El fútbol, sin embargo, es tan extraño que una desgracia –la lesión de Exequiel Palacios– le permitió a la albiceleste el ingreso de quien sería su jugador más claro de la noche, Giovani Lo Celso.

La noche de las paradojas sumó un nuevo capítulo cuando Argentina empató con un arma habitual de los paraguayos, la pelota aérea. Nicolás González, un desconocido en su país –en 2018 pasó de Argentinos Juniors al Stuttgart de la Bundesliga– cabeceó al gol un córner de Lo Celso sobre el final del primer tiempo.

Potenciada también por el ingreso del histórico Ángel Di María en los últimos minutos, Argentina pasó a controlar la pelota y construir cierto asedio frente al arco paraguayo, aunque Messi nunca terminó de sentirse cómodo. Para colmo, en su mejor intervención, un pase a la red del 10 del Barcelona tras una habilitación exquisita de Lo Celso que suponía el 2-1 para Argentina, el VAR mostró otra de sus habituales polémicas injerencias: el videoarbitraje anuló la jugada por una infracción en el nacimiento de la jugada, 25 segundos y ocho pases atrás del gol de Messi.

“Vergonzoso”, le gritó Scaloni al árbitro brasileño, Raphael Claus, después del fallo. “Las sensaciones son raras, nos sentimos incómodos”, reconoció el defensor Nicolás Otamendi después del partido, en una síntesis del partido molesto que Paraguay le provocó al local. La albiceleste tendrá en la cuarta fecha, el próximo martes, una visita de riesgo ante Perú en Lima, mientras que Paraguay recibirá a Bolivia.

Un triunfo de altura para Ecuador

En el primer partido del jueves, Ecuador presentó credenciales para intentar quedarse con una de las plazas para Catar 2022 al vencer 3-2 a Bolivia como visitante. El equipo dirigido por el argentino Gustavo Alfaro, que venía de golear 4-2 a Uruguay la jornada anterior en Quito, revirtió en el segundo tiempo la desventaja que había supuesto el gol de Juan Carlos Arce para los locales sobre el final de la primera etapa.

Beder Caicedo, Ángel Mena y Carlos Gruezo, con un penal a dos minutos del final, le dieron forma al gran segundo tiempo de Ecuador, que escaló al segundo puesto a falta de que este viernes se complete la tercera jornada. Bolivia, que había empatado transitoriamente con un gol de su habitual favorito, Marcelo Martins, cierra la posiciones con tres derrotas consecutivas, dos de ellas como local en la altura de La Paz.

La jornada continuará este viernes con dos encuentros que se suponen parejos, Colombia-Uruguay en Barranquilla y Chile-Perú en Santiago, y uno con un candidato muy definido: Brasil, que ganó los dos primeros partidos, recibirá a Venezuela en São Paulo.

Más información

Lo más visto en...

Top 50