PARA LEER

Uno entre millones

Showboat retrata una personalidad compleja y ciertamente atractiva, de alguien que siempre tuvo claro cuál era su objetivo: ser el más grande de todos los tiempos

Portada del libro Showboat, de Roland Lazenby.
Portada del libro Showboat, de Roland Lazenby.

Millones de niños nacidos en el último cuarto del siglo XX querían ser Michael Jordan. Al menos uno lo consiguió. Kobe Bean Bryant llegó al mundo en Filadelfia en 1978. Debutó con Los Ángeles Lakers en diciembre de 1996. En el Charlotte Coliseum. Lanzó un triple. Lo encestó. Después, llegaría una carrera con unos números impresionantes: cinco anillos de la NBA, dos oros olímpicos, 18 veces All-Star y cuarto jugador que más puntos ha encestado en la historia de la competición estadounidense —por detrás de Kareem Abdul-Jabbar, Karl Malone y Lebron James; por delante de Jordan—. Llegó a sumar 81 puntos en un partido. Otro dato para la hemeroteca: en sus 20 años de carrera únicamente vistió la camiseta de los Lakers.

Showboat (Cúpula), del periodista deportivo Roland Lazenby, es una biografía de Bryant que alcanza hasta su retirada, en 2016. El título del libro hace referencia al mote que le puso su entonces compañero Shaquille O’Neal, y que al cambio significaría “ganas de llamar la atención”. Bryant detestaba ese apodo y, tras ser acusado de violación y llegar a un acuerdo extrajudicial con la víctima, decidió cambiarlo por el de Mamba negra —nótese lo influyente que se ha de ser no ya para asignarse un mote a uno mismo, sino para corregir uno existente y en un momento tan complejo—, una serpiente cuya fama se extendió por la película Kill Bill. Bryant vio reflejada en el animal su naturaleza competitiva y despiadada.

El libro retrata una personalidad compleja y ciertamente atractiva, de alguien que siempre tuvo claro cuál era su objetivo: ser el más grande de todos los tiempos. Con una confianza brutal en sí mismo, talento, profesionalidad y capacidad de esfuerzo y sufrimiento. Con tendencia al conflicto —con su familia, con sus compañeros, con la marca deportiva que apostó por él en sus inicios...—. Bryant falleció en enero de 2020 junto a otras ocho personas en un accidente de helicóptero. Su muerte tuvo un impacto mundial. Millones de niños crecidos a principios de este siglo quieren jugar como Kobe Bryant.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50