NBA

Mike James, una estrella en Europa, un jornalero en la NBA

Uno de los jugadores mejor pagados en la Euroliga deja el CSKA tras un conflicto con su entrenador y se estrena con los Nets con un contrato de diez días

Mike James, en el partido de su debut con Brooklyn, en una jugada ante Pritchard, de los Celtics.
Mike James, en el partido de su debut con Brooklyn, en una jugada ante Pritchard, de los Celtics.Sarah Stier / AFP

Mike James, una estrella en Moscú, en el CSKA y en Europa, se ha convertido en uno de los últimos de la fila en Brooklyn, en los Nets y en la NBA. Las paradojas y enredos contractuales de muchos jugadores que se mueven entre dos aguas, entre Europa y Estados Unidos, han permitido finalmente a James a estrenarse con los Nets, líder de la Conferencia Este y uno de los más firmes candidatos al título de la NBA esta temporada, con un contrato de diez días.

El equipo de Brooklyn, asolado por las lesiones de bases y escoltas como James Harden, Spencer Dinwiddie, Tyler Johnson y Chris Chiozza, contrató a James, de 30 años y 1,85 metros, después de que este llegara a un acuerdo con el CSKA de Moscú que le liberó de su compromiso esta temporada y le permitió marcharse a la NBA. Los detalles de ese acuerdo no se han dado a conocer, pero el compromiso del jugador con el equipo ruso no finaliza hasta 2023. James renovó con el CSKA el pasado verano y es uno de los jugadores mejor pagados en Europa con 2,5 millones de dólares anuales, dos millones de euros.

Las malas relaciones del jugador nacido en Portland con el entrenador griego del cuadro moscovita Dimitris Iotudis propiciaron que fuera apartado del equipo hace un mes. James era seguido por varios equipos de la NBA. Es uno de los bases más destacados durante los últimos años en Europa. Fue el máximo anotador de la Euroliga en 2019 con una media de casi 20 puntos, similar a la que mantenía esta temporada en la que solo le superaba el ruso Alexey Shved, y también era el segundo jugador con mejor valoración, por detrás de Nikola Mirotic.

No se han desvelado los motivos de las desavenencias de James con Iotudis, aunque el entrenador criticó el comportamiento y la actitud del base. “He decidido ir a la guerra con los jugadores y entrenadores que quieran ir a la guerra con este equipo”, afirmó. “Queremos jugadores que se respeten unos a otros, que pongan al equipo por encima de sus intereses y que representen los valores de este club. Si queremos ser campeones, tenemos que ser campeones en todo, y ser un ejemplo para nuestros aficionados y para los niños”.

James, tras debutar el viernes con los Nets y aportar ocho puntos, dos rebotes y dos robos de balón en 21 minutos en la victoria ante los Celtics por 109-104, habló sobre las sombras que oscurecen su brillante carrera en Europa porque sus problemas con el entrenador del CSKA recuerdan inevitablemente a los que tuvo con Ettore Messina y que propiciaron su salida del Armani Milán en julio de 2019: Messina aceptó el puesto de entrenador en Milán, hablamos por teléfono todo el verano y un día me envió un correo electrónico y me dijo que debería buscar otro equipo”, explicó James. “Y con Itoudis, sucedieron algunas cosas en mi vida personal y sentí que las cosas no salieron como pensé que deberían hacerlo. Tuve un pequeño enfrentamiento personal con Itoudis fuera de la cancha de baloncesto”.

Mike James es uno de los muchísimos jugadores estadounidenses que, pese a destacar con la Universidad, en su caso la de Lamar, Texas, tuvo que iniciar su carrera profesional en Europa. Empezó con el KK Zagreb y solo cuatro meses después firmó por el Hapel Galil Elyon israelí, un primer cambio en medio de la temporada que presagiaba el constante trasiego a lo largo de su carrera. Jugó en el Omegna, de la serie B Italia, con el Kolosos Rodas griego durante unos meses antes de ser fichado por el Baskonia en diciembre de 2014, en 2016 recaló en el Panathinaikos, ganó la Liga y fue elegido el Jugador más Espectacular del campeonato griego. Un año después debutó en la NBA con Phoenix Suns. Después de disputar 36 partidos con el equipo de Arizona, jugó cuatro partidos con Nueva Orleans. Tras esa corta etapa regresó al Panathinaikos y en 2018 firmó por el Armani Milán.

En 2017 James se convirtió en el primer jugador de la NBA que firmó un contrato con la posibilidad de jugar en dos equipos, Phoenix Suns y su filial en la G League, Northern Arizona, aunque nunca llegó a disputar un partido oficial con este equipo.

Puedes seguir a DEPORTES en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50