Premier League

El Chelsea ficha a Havertz por 80 millones

El conjunto inglés es el gran agitador del mercado en la época más austera a causa del coronavirus

Havertz, de oscuro, durante un partido de la Europa League contra el Rangers, en agosto.
Havertz, de oscuro, durante un partido de la Europa League contra el Rangers, en agosto.XXSTRINGERXX xxxxx / Reuters

En el mercado de fichajes más austero de la época moderna del fútbol, marcado por la crisis del coronavirus, el Chelsea ha conseguido hacerse con los servicios de algunas de las mayores promesas europeas a golpe de talonario. Frank Lampard contará con uno de los ataques más intimidantes del continente para la próxima temporada, con un tridente compuesto por Hakim Ziyech, Timo Werner y su último fichaje, Kai Havertz. La sanción de la UEFA, que impidió que firmase ningún jugador en la temporada pasada, permitió a los de Stamford Bridge ahorrar y tener las arcas suficientemente llenas como para repartir los millones que al resto de clubes les faltan por culpa de la crisis.

Una delantera de 173 millones que ha quedado completa tras la incorporación del ya exjugador del Bayer Leverkusen por 80 millones. Se trata del fichaje más caro del verano y el más grande de la historia del Chelsea, igualando el coste del portero español Kepa Arrizabalaga, al que compraron al Athletic en 2018. Su compatriota Timo Werner firmó por los blues en junio, dejando 53 millones en la hucha del Red Bull Leipzig, tras 127 partidos y 78 goles. Por su parte, Ziyech anunció su fichaje por el Chelsea a mitad de temporada, en febrero, por 40 millones, para incorporarse esta campaña. Abandona al Ajax tras cuatro temporadas en las que dejó actuaciones para el recuerdo, como la noche en la que eliminaron al Madrid de la Champions en el Bernabéu por uno a cuatro, gol suyo incluido.

Al tridente hay que sumar la adquisición de uno de los laterales ingleses más destacados de esta temporada, Ben Chilwell, que mudó el azul de Leicester por el de Londres a cambio 50 millones. Son 223 millones en cuatro jugadores clave, pero el conjunto blue ha firmado también libres a los centrales Thiago Silva, excapitán del PSG, y al joven de 21 Malang Sarr, proveniente del Niza. Una remodelación de la plantilla que se antoja imposible en el verano más austero desde hace más de 20 años, cuando el Madrid contrató a Cristiano Ronaldo y Kaká.

Precisamente el conjunto blanco ilustra a la perfección la mesura con la que están actuando la mayoría de equipos en el mercado. No ha salido ni un solo céntimo del Bernabéu para fichajes, solo ha entrado el dinero de las ventas. No habrá galáctico este año. En cambio, el Barcelona es el segundo equipo que más ha gastado en este verano, con una inversión de 103 millones, aún muy lejos del Chelsea. Pero el truco está en que 60 de esos 103 millones son del fichaje de Miralem Pjanic a la Juventus, que le compró a Arthur Melo por 72. Una operación que realmente deja unas ganancias de 12 millones para el Barcelona y sitúa a los de Turín como el tercer equipo que más ha gastado.

Sin esperanzas de ver en los titulares de prensa algún fichaje de nueve cifras, sobre todo después de que Messi confirmase que no se mueve de Barcelona, el Chelsea es el único que está agitando el mercado. La situación excepcional ha empujado a ampliar la ventana de fichajes hasta el 5 de octubre, por lo que aún queda tiempo para alguna sorpresa de última hora. De momento, los grandes fichajes ponen rumbo a Londres. Mientras, el resto de los equipos hacen cuentas para el año que viene.

Lo más visto en...

Top 50