Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La FIFA prohíbe fichar al Chelsea hasta el verano de 2020

El Comité Disciplinario sanciona al club por infracciones relacionadas con traspasos y registro de 29 jugadores menores de 18 años

Stamford Bridge, este jueves en el Chelsea-Malmo de Liga Europa.
Stamford Bridge, este jueves en el Chelsea-Malmo de Liga Europa. Reuters

La cruzada de la FIFA contra la contratación de jugadores menores de edad ha deparado otra dura sanción contra uno de los grandes clubes de Europa. Tras las sanciones impuestas en los tres últimos años al Barcelona, al Real Madrid y al Atlético, esta vez ha sido el Chelsea el que tendrá que asumir una sanción de dos ventanas de fichajes sin poder inscribir jugadores. El Comité de Disciplina del organismo que rige el fútbol mundial anunció que el Chelsea incumplió el artículo 19 de su reglamento en el caso de 29 jugadores menores; cometió otras infracciones relacionadas con los requisitos para el registro de futbolistas e infringió el artículo 18 bis en dos acuerdos relativos a traspasos a otros clubes.

Según ha podido saber este periódico de fuentes conocedoras del caso, la investigación se inició hace dos años aproximadamente y se ha centrado en la contratación por parte de la entidad londinense de cerca de un centenar de jugadores menores de edad. Las nacionalidades son principalmente europeas, africanas y asiáticas. En algunas de las contrataciones investigadas, el Chelsea no ha podido demostrar que los familiares de los menores tuvieran residencia en Inglaterra sin estar vinculada esta a la actividad deportiva de sus vástagos. Uno de estos casos, según documentos de Football Leaks revelados por Mediapart, sería el de Bertran Traoré, ahora jugador del Olympique de Lyón. El atacante burkinés llegó al Chelsea en 2014 con 18 años, pero la FIFA posee indicios documentales que apuntan a que el club de Stamford Bridge actuó de mala fe. En octubre de 2011 (con 16 años aún) Traoré habría disputado un partido de categoría Sub-18 contra el Arsenal. Cuando el jugador tenía aún 15 años el Chelsea habría adquirido a través de la madre una opción de compra vigente durante cuatro años y medio por 177.000 euros y otros 15.000 para su club de origen, el AJE Bobo-Dioulasso. Además, para la FIFA, y también según la documentación de Football Leaks, el Chelsea habría pagado el colegio de Traoré en Inglaterra mientras era menor y ayudó y facilitó la mudanza de su madre y su hermano.

 

Decisión antes de junio

La sanción condiciona al club londinense en su totalidad, salvo a sus equipos femeninos y de fútbol sala, y no impide el traspaso de jugadores que sean propiedad del Chelsea a otros clubes. Además, el club inglés debe pagar una multa de 600.000 francos suizos (unos 530.000 euros) y dispone de un periodo de 90 días para regularizar la situación de los menores afectados por el caso. La FIFA también confirmó que su Comisión de Disciplina ha multado a la Asociación Inglesa (FA) con 510.000 francos suizos por incumplir la misma normativa. En los casos que del Barcelona, el Real Madrid y el Atlético, la Federación Española de Fútbol también tuvo que pagar una cantidad similar por haberse saltado la normativa en las inscripciones de los menores.

Tras conocerse la sanción, el conjunto londinense, cuyo propietario es el magnate ruso Roman Abramovich, respondió de inmediato a la FIFA en un comunicado: “Nos complace que la FIFA haya aceptado que no hubo incumplimiento en relación con 63 de estos jugadores, pero el club está profundamente decepcionado con que la FIFA no haya aceptado las explicaciones del club en relación con los 29 jugadores restantes”.

El Chelsea tiene ahora un lazo de diez días prorrogables para recurrir ante el Comité de Apelación de la FIFA. Este resolverá sobre la segunda quincena de abril o los primeros días de mayo. Si mantiene la sanción o la rebaja a una sola ventana, la entidad de Stamford Bridge podrá recurrir al Tribunal de Arbitraje Deportivo de Lausane (TAS) y a la vez solicitar a este mismo organismo la adopción de medidas cautelares. De serle concedidas, el Chelsea podría inscribir jugadores durante la próxima ventana veraniega de fichajes. Esto evitaría al club un problema considerable en el caso de una de sus últimas grandes contrataciones. Gonzalo Higuaín llegó al club procedente del Milan durante el último mercado invernal mediante una cesión con opción de compra. Sin embargo, los derechos federativos del jugador argentino pertenecen a la Juventus, que a su vez se lo había dejado a préstamo al club lombardo. Si el Chelsea puede inscribir jugadores este verano porque el TAS le ha concedido las medidas cautelares, podrá inscribirlo. Si no, Higuaín deberá regresar al Milan o a la Juventus

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >