Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carlos Aranda perdió 10.000 euros en una apuesta combinada al partido Valladolid-Valencia

El presunto cabecilla de la trama Oikos jugó una vinculada que incluía una victoria del Getafe, que no se dio, y aconsejó lo mismo a amigos y familiares, que también se quedaron sin el dinero

operacion oikos
Carlos Aranda (izquierda) y Raúl Bravo, al salir de la cárcel de Zuera el 31 de mayo. EFE

La última jornada de LaLiga, la del Real Valladolid-Valencia, uno de los partidos investigados por la policía en la Operación Oikos, dejó un reguero de pérdidas en el entorno del exfutbolista Carlos Aranda, uno de los presuntos cabecillas de la trama, de acuerdo con las conclusiones de los investigadores. Según una fuente de su entorno, el exjugador se había jugado unos 10.000 euros en una apuesta combinada que incluía una victoria del Valencia en Pucela, que se dio (0-2), y otra del Getafe en casa frente al Villarreal, que se truncó en el minuto 86 con un gol de Gerard Moreno después de un rechace de David Soria, el portero azulón (2-2).

Aranda confiaba en esa combinación de resultados y llegó a recomendársela por teléfono a varios de sus amigos. Al menos una de esas conversaciones, la intervino la policía en sus escuchas: “Mira, hermano, el Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera parte y la segunda, ¿vale? O sea que gana la primera parte y el partido lo gana también; no que gana, que tiene que marcar dos goles en las dos partes, que gana primera y segunda”, según publicó El Mundo.

La misma fuente cercana al futbolista confirma que en ese pinchazo Aranda aconsejaba a un amigo, algo que asegura que ha hecho a menudo también con familiares, y añade que la frase continuaba con “y que gana el Getafe”, algo publicado posteriormente por la web El Desmarque.

Esa es la combinación a la que había apostado el propio Aranda y a la que se jugaron dinero también al menos dos de sus amigos. La policía registró también que el exfutbolista pedía discreción a su interlocutor: “Mira, tú sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie. Nadie es nadie, nadie, ni tus amigos, ni nadie”, le dice. La solicitud no surtió efecto y el consejo se extendió de amigo en amigo, sin que Aranda sepa precisar a cuántas personas alcanzó.

Los movimientos del exfutbolista en los mercados de apuestas habitualmente creaban tendencia en Málaga. Aranda solía apostar en alguno de los dos locales de Luckia que posee en la ciudad, donde los clientes que coincidían con él trataban de copiar sus jugadas.

Su apuesta combinada al Valladolid-Valencia y al Getafe-Villarreal la realizó en el local situado en la avenida Jane Bowles, 3, en La Palmilla, la zona más conflictiva de Málaga. Es con diferencia el más rentable de los dos. El otro, el de la barriada de El Palo, de donde es originario, lo publicitó para intentar traspasarlo hace un par de meses.

Aranda también aconsejó a una de las empleadas, una familiar suya, Macarena L. Aranda, con quien mantuvo una conversación que registró la policía durante sus intervenciones: “Apuesta 10.000 euros y te llevarás 20.000”, le decía a una mujer a la que se refería como “Maca”. La misma cantidad que él perdió.

La tarde del pasado sábado 18 de mayo, la de la última jornada liguera, empezó según lo previsto por el exfutbolista. El Valencia y el Getafe llegaban empatados a 58 puntos, con los primeros ocupando la cuarta plaza que daba acceso a la Champions y los madrileños en el quinto puesto, de Europa League. Sus rivales apenas se jugaban nada: el Valladolid se había salvado el fin de semana anterior y el Villarreal ocupaba el tibio puesto 14º. A las cinco menos diez, todo encajaba en los planes de Aranda.

Frustración ‘in extremis’

En el Coliseum Alfonso Pérez, Portillo había adelantado al Getafe en el minuto 13. En el José Zorrilla, Carlos Soler había abierto el marcador para el Valencia después de un error de Kiko Olivas. En Valladolid ya no se registró contratiempo alguno para esta especie de clan Aranda de apostantes: Rodrigo certificó la victoria visitante en el minuto 52.

El desarrollo en Getafe no fue tan plácido. Poco antes del descanso, Iborra empató el encuentro con un cabezazo. Ya en el segundo tiempo, Maksimovic volvió a adelantar a los locales en el 76. Desde ese minuto y hasta el 86 Aranda y los suyos se encontraban en condiciones de recoger ganancias por esa apuesta combinada que había promovido el exfutbolista. Hasta que empató Gerard Moreno y se esfumó lo jugado.

No era la primera vez se registraba una apuesta coordinada de estas características en Málaga. Tal como reveló EL PAÍS, durante las investigaciones de la Operación Oikos, la policía descubrió que el punto de España que más ganancias había recogido apostando en el Huesca-Nàstic de mayo de 2018 había sido la ciudad andaluza. Además, “las apuestas son todas similares y por importes altos”, se recoge en las diligencias policiales, que también dejan constancia de que todos los ganadores tenían vínculos entre ellos: o eran familia o tenían negocios comunes.

Según los investigadores, esa coincidencia en los ganadores provocó “que las sospechas de que el partido bajo investigación se encontraba predeterminado con anterioridad a su celebración aumentaran”. Estos indicios se sumaron a los informes con los que la UEFA alertó tanto a LaLiga como a la Real Federación Española de Fútbol los dos días posteriores al encuentro, de que habían detectado “pruebas claras y apabullantes” en su análisis de los mercados de apuestas internacionales.

Los casos del Valladolid-Valencia y el Getafe-Villarreal fueron diferentes. No provocaron ningún aviso inmediato del tipo del partido que desencadenó la Operación Oikos en la que Carlos Aranda fue detenido para quedar en libertad con cargos después de presentarse ante el juez en Huesca y pagar 100.000 euros de fianza. Sigue como investigado por pertenencia a grupo criminal, corrupción en el deporte y estafa.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información