Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Kashima derrumba a las Chivas y será el rival del Real Madrid en el Mundial de Clubes

El conjunto japonés vence 3-2 y tritura el anhelo del Guadalajara por enfrentar al campeón de la Champions League en semifinales

mundial clubes
Los jugadores del Kashima celebran un gol. REUTERS

El Real Madrid aterrizará en Emiratos Árabes con su cronograma actualizado. Se enfrentará el próximo miércoles (17.30 hora peninsular), al Kashima Antlers en las semifinales del Mundial de Clubes. El club japonés venció 3-2 a las Chivas de Guadalajara, uno de los clubes de solera en México al que se le escapó de las manos su pase para jugar contra el equipo de Solari.

Para el Guadalajara, como para cualquier club en su país, el mayor premio era enfrentarse al campeón de la Champions League. El límite de los conjuntos norteamericanos ha sido la fase de semifinales. Las Chivas habían dominado al Kashima en el primer tiempo. Apenas con tres minutos en el marcador, Isaac Brizuela le puso un centro a la frente de Ángel Zaldívar para 0-1. La ventaja pudo ser mayor si el golpeo de Orbelín Pineda no hubiese dado al larguero. Los mexicanos dejaron malheridos al conjunto asiático.

La excesiva confianza en el bando del Guadalajara provocó que, en los inicios de la segunda parte, Ryota Nagaki hiciera el empate. Ahí la moral de los rojiblancos se derrumbó. El centrocampista Michael Pérez provocó un penalti a favor de Kashima que fue anotado por el brasileño Jorginho. Los mexicanos quedaron neutralizados, con apenas algunos pases en territorio rival. En la recta final del partido, Hiroki Abe liquidó el partido con un misil teledirigido que no pudo ser atajado por Raúl Gudiño,el portero aprendiz de Iker Casillas en el Oporto. En el tiempo de compensación, el vídeoarbitraje concedió un penalti a las Chivas. El atacante Alan Pulido erró su disparo, pero en el rebote maquilló el marcador con un 3-2.

Las Chivas de Guadalajara pasaron 21 días sin jugar un partido. La decisión temeraria del entrenador José Cardozo les costó en el momento clave del año que tanto habían fijado en el calendario. Los directivos despidieron hace seis meses al estratega argentino Matías Almeyda, quien había ganado el boleto al Mundialito y les había devuelto al camino del triunfo. Tras su partida, el equipo que juega exclusivamente con mexicanos quedó a la deriva.

Antes de dejar Abu Dabi, el rebaño tendrá que jugar el insípido partido por el quinto puesto el próximo martes. La eliminación en el Mundialito desvela las llagas del fútbol mexicano que se ha estancado en la última década sin dar el batacazo a nivel de clubes, ni en selecciones.

El campeón asiático tiene como asesor y director deportivo a la leynda brasileña, Zico. En 2016, el Kashima fue el club que logró llegar a la final al sorprender 0-3 al campeón de la Copa Libertadores de ese entonces, el Atlético Nacional de Colombia. En la final contra el Real Madrid, los japoneses llevaron el juego hasta la prórroga, aunque el equipo blanco se repuso y lo ganó 4-2.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información