Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Getafe, el rey de los parones

El equipo de Bordalás es el que menos juego real permite: solo 50 minutos y 4 segundos por partido, el registro más bajo de Europa

Djené despeja el balón ante Enrich.
Djené despeja el balón ante Enrich. efe

Desde que José Bordalás se hizo con los mandos del Getafe en septiembre de 2016, el técnico alicantino, de 54 años, ha dedicado sus mayores esfuerzos a implementar una metodología defensiva con la que ha transformado significativamente el comportamiento del equipo azulón. Esa vocación personal, tan conceptual como pedagógica, ha calado en un grupo de futbolistas a quienes su desarrollo práctico les ha llevado a copar los primeros puestos de los apartados estadísticos que tienen que ver con la contención más directa del rival.

De momento, el sistema funciona en este Getafe que marcha quinto en LaLiga. Este sábado recibe al Atlético (18.30, beIN LaLiga), cuyo técnico, Diego Pablo Simeone, calificó de “duro” al equipo azulón. Bordalás lo interpretó como un halago. “Me imagino que se refiere a un equipo que compite a gran nivel. Viniendo del Cholo se entiende que quiere decir que somos muy solidarios, ordenado...”, dijo el técnico del Geta.

Los datos dicen que no hay un equipo en LaLiga que haya cometido más faltas esta temporada que el Getafe (86, 25 más que el Eibar, segundo en el ranking), ni que, como consecuencia de ellas, haya visto más tarjetas amarillas (17). Djené, con cuatro cartulinas, también se encuentra en lo más alto de la lista de amonestados.

De entre todos los parámetros que rubrican este escenario destructivo, el que mejor advierte de la capacidad del Getafe para bloquear el desarrollo del juego tiene que ver con el periodo que permite que la pelota esté en movimiento. Según señalan los números, el equipo de Bordalás es el que menos tiempo real de juego consiente en sus encuentros, apenas 50 minutos y 4 segundos, casi la mitad de los 90 reglamentarios. Una marca que le permite liderar no solo los registros en España, sino que le sitúa a la cabeza de todos los campeonatos europeos. En Francia el líder es el Olympique de Marsella, que suma el mismo minutaje, pero concede 54 segundos más. El Wolfsburgo alemán concede 51m 8s de juego; el Bournemouth inglés 51m 23s; y el SPAL italiano llega a los 52m 45s.

De los 360 minutos que se han disputado hasta el momento en LaLiga, solo en algo más de 200 minutos el balón ha estado en juego durante los partidos del Getafe, situación a partir de la cual los registros defensivos del equipo de Bordalás se han disparado. Acumula tres partidos (de cuatro) con la portería a cero, y solo ha encajado dos goles, frente al Madrid en el estreno en el Bernabéu. Durante toda temporada pasada logró salvaguardar su portería en 13 ocasiones, por lo que la dinámica actual apunta a registros más altos al final del campeonato.

De momento, los resultados llegan al sur de Madrid. También el reconocimiento para su técnico. Bordalás fue elegido mejor entrenador de la temporada pasada por sus colegas. “Los elogios superan a las críticas”, dijo el alicantino, consciente de que su estilo también cuenta con detractores. “Estamos muy tranquilos. No hay que olvidarse de que somos un equipo pequeño y que tenemos que trabajar a un gran nivel”. Para seguir arriba no tiene inconveniente en que el balón pase a ser un objeto inanimado el mayor tiempo posible. Con menos tiempo de juego, menor es el riesgo y más reluce el plan de Bordalás.

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información