Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Coordinado por DIEGO MANCERA

El dilema de Rodolfo Pizarro

El jugador franquicia de las Chivas afronta una encrucijada en la que su club que pretende venderlo a Monterrey por encima del fútbol europeo

Pizarro, durante la final de la Concachampions.
Pizarro, durante la final de la Concachampions. Getty

En el club de las Chivas hay un festejo tímido por su aniversario 112. El equipo que recientemente se clasificó al Mundial de Clubes afronta una gran migraña: su futbolista más prolífico de la temporada está por irse del club. Rodolfo Pizarro (Tamaulipas, 1994) tenía planeado irse en la próxima ventana de transferencias con rumbo a algún club europeo o quedarse para jugar el Mundialito, pero su rumbo se ha encaminado hacia Monterrey.

"Hay equipos interesados, especialmente en Europa y estoy analizando qué voy a hacer. Estoy viendo cuál es el mejor para mí: si la Liga de España, la de Italia o la de Holanda", había comentado Pizarro hace una semana. En las últimas horas, el jugador ha sido señalado como nuevo futbolista de Monterrey de acuerdo con Univisión Deportes. La transacción está valorada en 15 millones de dólares. Sólo una oferta superior de algún club extranjero podría cambiar su destino de llegada. 

 Hasta el momento, ninguno de los dos equipos se han pronunciado al respecto. Tampoco Rodolfo Pizarro. Los rojiblancos buscan sacarle rédito a Pizarro en un momento en que los dueños no tienen finanzas boyantes. Este verano también perderán al defensa Oswaldo Alanís, quien jugará en el Getafe. Antes de jugar la final de la Concachampions -el torneo que les acreditó para el Mundial de Clubes - los futbolistas del rebaño protestaron contra sus directivos por el impago de premios deportivos de hace un año. 

Los aficionados de Chivas han circulado por redes sociales digitales su rechazo por la venta de Pizarro.  En paralelo, su rendimiento ha sido parte del debate sobre su llamado a la selección de México para el Mundial de Rusia. El atacante no ha sido un asiduo en las convocatorias de Juan Carlos Osorio, pero aún así quieren catapultarlo allí. 

Pizarro es parte de una camarilla de futbolistas sorprendentes surgidos de los equipos juveniles de Pachuca: Erick Gutiérrez e Hirving Lozano. Los tres formaron un tridente explosivo que le valió al conjunto de los tuzos ser campeón de la Liga MX en 2016. Tras ese logro fue fichado por las Chivas. En su primer año fue crucial para un doblete inédito. Los aficionados de Chivas le adoptaron como uno de los suyos de inmediato. El entrenador, Matías Almeyda encontró en el chico un jugador versátil como pocos. Inició su trayectoria como un lateral derecho, pasó por el medio campo y ahora ha estado reconvertido en un media punta. El argentino no está de acuerdo en su venta a un club local. 

Este martes, el futbolista de las Chivas fue multado por insultar al Club América durante los festejos tras ganar la Concachampions. "¡Chingue a su puta, bombra y negra madre el América!", vociferó el jugador de 24 años. La Comisión Disciplinaria de la Federación Mexicana de Fútbol le multó con 161.200 pesos (unos 8.233 dólares) y además se le advirtió que habría sanciones más severas si reincide. Pizarro se disculpó de ello días después del festejo. 

El festejo de las Chivas por sus 112 años está en suspenso por lo que suceda con Pizarro. 

Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook, Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter.

Más información