Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
BLOGS Por EDUARDO SALETE VELA

Sölden, esquiando en una película de 007

La estación de los Alpes austriacos inaugurará en el 2018 una atracción de James Bond a más de 3.000 metros de altitud solo para grandes esquiadores y entusiastas de la saga

Sölden, esquiando en una pelicula de 007. 

La pantalla se abre mostrando un avión que sobrevuela un intrigante edificio de cristal sobre la cima de un pico nevado, flanqueado por una dramática cadena montañosa. Todo es níveo con un sabor frio y metálico. Dentro del aeroplano viaja James Bond (Daniel Craig) dispuesto a salvar a la chica de los sicarios de Spectra. El espectador no lo sabe, pero se encuentra en el Tirol austriaco, concretamente en Sölden, una de las mejores estaciones del continente.

Sölden es la estación estrella de los Alpes austriacos, la que primero abre, la que da inicio de temporada de la competición alpina con los Audi FIS, la que conecta 3 picos tresmiles con funiculares de los 250 tresmiles que orlan el dominio y la que permite esquiar en los dos mayores glaciares de Austria: el Rettenbach y Tiefenbach. Y ahora, también, un merecido escenario para la espectacular película de 007, Spectra.

Estación superior del teleférico 8EUB Gaislachkogl, uno de los más modernos del mundo. ampliar foto
Estación superior del teleférico 8EUB Gaislachkogl, uno de los más modernos del mundo. Balder

La secuencia fue rodada en el Gaislachkogl, a 3058 metros de altitud, desde la que se tiene una visión de 360º impresionante de los Alpes. Y en cuya cima está el famoso restaurante Ice Q, que en la película es una clínica de alto nivel en la que trabaja la chica Bond como doctora. Una construcción con forma de varios cubos que se integra en el paisaje, donde la oferta culinaria y las vistas luchan a brazo partido para ver cuál de las dos se llevan la atención del comensal. Al Gaislachkogl se accede desde Sölden, a 1336 metros, en teleférico con una estación intermedia a 2174 m. Tanto el teleférico como la estación también son escenarios en la película y, no por mera casualidad, impresiona la tecnología invertida en estas estructuras.

Gampe Thaya

El Gampe Thaya en verano, para los bikers también es
El Gampe Thaya en verano, para los bikers también es "check-point" obligado. Ötztal Tourismus

[Lo mejor para reponer fuerzas después de un duro día de esquí]

Además del IceQ, visita obligada para los cinéfilos y gourmets, le recomiendo visitar en el Gampe Thaya a pie de pista. Una cabaña típica tirolesa, con un sistema de calefacción bastante curioso, que servía de refugio al ganado en invierno y vivienda de única habitación para el ganadero y su familia. Ahora esta reconvertida en restaurante de pequeñas habitaciones, muy acogedoras y decorada con auténtico estilo rústico montañés. Pida el Gampe Pfanne, una sartén gigantesca llena de delicias autóctonas…eso sí, como se lo pida para cenar va a caer en la cama como una boa.

Cuando se desciende del teleférico, se encuentra una pequeña meseta en la que se alza el IceQ, y las vistas cortan la respiración, sobre todo un día con sol como el que tuve la suerte de disfrutar. Le voy a decir un secreto, es imposible subir coches a este punto, al menos conduciendo, y mucho menos huir en persecución, porque la única salida del Gaislachkogl es una estrecha y empinada pista roja. El descenso esquiando, desde este punto, es apto solo para los esquiadores avanzados. Por esta pista, que en tramos se desdobla en negra, se puede descender directamente hasta el pie del teleférico en Sölden: 1722 metros de desnivel y 10 kilómetros de longitud. Este también hubiese sido una buena localización para una persecución de esquí como la que protagonizó Roger Moore huyendo de agentes soviéticos en la “Espía que me amó” o “Solo para sus ojos”.

Pero no se preocupe, si la comida en el IceQ ha sido copiosa, o su nivel todavía tiene que mejorar, no tiene porque hacerse un Roger Moore, puede coger el teleférico hasta la estación media desde la cual salen pistas azules hasta el valle. Le aseguro que las panorámicas que se disfrutan en el ascenso y descenso de Gaislachkogl son tan de película de James Bond, que a uno le parece estar escuchando el tema principal 007.

Fuera de Pistas. Sölden. ampliar foto
Fuera de Pistas. Sölden. Ötztal Tourismus

Gracias a la magia del cine, y ante la imposibilidad de lanzar coches pista roja abajo, la persecución que se inicia en los exteriores del IceQ entre los agentes de Spectra y James Bond, de repente, pasa a la carretera y túnel del Glaciar, otros escenarios fantásticos que se pueden disfrutar en Sölden, unos kilómetros alejado de la Gaislachkogl.

Aqua Dome

Aqua Dome en Längenfeld, Tirol.
Aqua Dome en Längenfeld, Tirol.

[El descanso del esquiador]

A 18 minutos en coche desde Sölden se llega a Längenfeld donde se encuentra el Tirol Therme Aqua Dome. Un spa hotel enorme, con instalaciones futuristas, enmarcado en un escenario panorámico como para escribir una novela. El complejo cuenta con 3 piscinas al aire libre, piscinas cubiertas, saunas, baños turcos, gimnasio y no sé cuantas instalaciones más…uno necesita un mapa para no perderse. Para los más pequeños zona infantil de juego, de piscina y, lo que más me gustó, un Kinder Garden completito. El segundo piso cuenta también con todo tipo de instalaciones, pero le advierto de que es para naturistas. Y las habitaciones son un lujazo con vistas a las montañas. Por cierto, el minibar es gratis, y el balneario está lleno de cuencos con manzanas, no sé cuantas me debí comer. Y si necesita material para esquiar en Sölden, efectivamente, disponen de una tienda de alquiler y venta fantástica con personal muy amable, yo les perdí un par de tablas y no se enfadaron... creo.

Restaurante Ice Q ampliar foto
Restaurante Ice Q Ötztal Tourismus

El otro teleférico que se puede tomar en Sölden lleva a Giggijoch, a 2284 metros. La zona es asombrosa, un anchísimo valle de más de 1,2 kilómetros de ancho, con una perspectiva de los grandes picos en los Alpes suizos e italianos. Más de 150 hectáreas de pistas azules donde aprender a esquiar es diversión desde el primer día. En el mismo valle hay una snowpark inmenso que sigue la línea del telesilla hasta Rotkogeljoch, 400 metros más arriba. Todo lo que cae a la izquierda son pistas rojas y freeride, pero desde Rotkogeljoch hay una pista azul que baja hasta un teleférico y este lleva a la estación Gletscher y desde ahí se puede descender esquiando por el glaciar Rettenbach, flotando sobre nieve en polvo. O si se prefiere, desde Rotkogeljoch, puede acceder a los picos Tiefenbachkogl, 3.250 m, y Schwarze Schneid 3.340 m, y completar así el “BIG 3-Rallye”, junto con el Gaislachkogl. Si usted lo hace, competirá en la Adrenalin Cup, abierta a todo el mundo, y si obtiene mayor número de puntos será premiado, aunque no sé con qué porque yo no me los hice.

El autor en Giggijoch, Sölden. ampliar foto
El autor en Giggijoch, Sölden. Balder

Mentiría si le digo que conozco el dominio de Sölden como la palma de mi mano, no habré estado ni en el 12 % de los 144 kilómetros de pistas e instalaciones, pero con lo que he visto y disfrutado en solo dos días, me atrevo a decir que es una de las mejores estaciones en donde he tenido el privilegio de ajustarme las tablas y la recomendaría con los ojos cerrados. Y no solo por las vistas impresionantes de los Alpes, o por la calidad de la nieve y pistas, la tecnología punta de sus teleféricos y telesillas, con calefacción y parabrisas, y capaces de mover 70,000 esquiadores a la hora, o la oferta gastronómica tan variada y a pie de pista…si no también porque… ¿cuántas veces puede un forofo de James Bond, como yo, esquiar en el escenario de una película de 007? Le aseguro que aquí, en Sölden, la realidad supera a Hollywood por muchas estrellas.

"Venimos a rodar una pelicula de 007"

Nicole Jäger con el autor en el Gaislachkogl
Nicole Jäger con el autor en el Gaislachkogl Balder

[Entrevista a Nicole Jäger]

Durante el viaje tuvimos la suerte de contar con  Nicole Jäger como "guía" ,  tirolesa, excelente esquiadora y persona que estuvo involucrada en la localización y filmación de Spectra en Sölden. Y, claro, la fusilé a preguntas.

¿Cómo le dice un productor de Hollywood que su estación va a ser una de las localizaciones en la próxima superproducción de James Bond?

La persona encargada de buscar localizaciones buscaba arquitectura moderna en las montañas y había contactado con diferentes comisiones de filmación en diferentes países. La comisión austriaca nos contactó en referencia al restaurante Ice Q, que fue inaugurado en diciembre del 2013. En Sölden y en todo el valle de Ötzal por extensión, frecuentemente recibimos equipos de localizaciones, pero no solemos conocer los detalles del proyecto en un primer contacto. Después llegó toda una brigada de producción de EON para visitar y tomar imágenes de los puntos de filmación, el ambiente y los paisajes. Entonces alguien me comentó, confidencialmente, que estaban buscando los lugares perfectos para el próximo proyecto de James Bond, Spectra. Yo no podía decir nada. Durante 4 meses siguieron viniendo, incluyendo a los productores Barbara Brokkoli y Michael G. Wilson y el director Sam Mendes, que se dejó caer el solo por Sölden. Seguramente, la atmósfera y el panorama que disfrutaron durante una comida en el Ice Q, les convenció. Aunque durante este tiempo, el equipo seguía visitando otros muchos lugares en Europa y los Alpes.

¿Qué tiene Sölden que no tengan otros destinos para ser el perfecto escenario de una película de acción?

Bueno, por supuesto el restaurante Ice Q con un diseño y una arquitectura muy moderna y que está situado a 3.048 metros, un elemento muy cinematográfico. Pero también, para trabajar en montaña, la logística y las modernas infraestructuras de transporte. Para filmar las escenas de acción en la carretera del Glaciar, la productora pudo subir todo el material y el equipo en camiones a 2600 metros. Sin olvidar los dramáticos y sobrecogedores paisajes que se pueden disfrutar en Sölden.

¿Es el panorama del Ice Q el más impactante? ¿Se filmó Spectra en otros lugares del dominio?

Las montañas en Sölden son muy altas. Y según asciendes, alcanzas mejores y más impactantes vistas. Y en el Gaislachkogl se tiene un panorama espectacular los 360 grados a la redonda. La película también se filmó en la carretera y túnel del glaciar, y el teleférico y estación media de Gaislachkogl donde Q es perseguido por los agentes de Spectra.

¿Así que para los fanáticos de James Bond tenemos el Ice Q y el Glaciar como puntos obligados de visitar?

Sí, pero en el verano de 2018 inauguramos 007 Elements, una instalación cinemática única, que se abrirá también en la cima y dentro de la montaña Gaislachkogl. Todo un acontecimiento no hay que perdérselo.

¿Cuántos esquiadores y expertos en montaña se necesitaron para filmar las escenas de acción?

Entre equipo de filmación, especialistas, etc. El equipo de Spectra en Sölden fue de unas 600 personas.

¿Daniel Craig disfrutó de la estación? ¿Esquió por sus pistas?

La mayor parte del tiempo, Daniel tenía que trabajar, pero disfruto de algún hiking por la nieve y de fantásticas cenas en los hoteles. Desafortunadamente no se le permitió esquiar para evitar cualquier tipo de lesión que retrasase el rodaje.

Si hubiese podido esquiar ¿Que recorrido le hubieses aconsejado?

Mi descenso favorito es precisamente el que baja desde Gaislachkogl hasta el valle, 10 kilómetros ininterrumpidos de adrenalina.

Tengo entendido que sales en la película, ¿haces de chica Bond buena o mala?

¡Yo siempre soy una buena chica!

Nicole Jäger
RP y Prensa Ötztal Tourism Board. Persona de la oficina de turismo encargada en la búsqueda de localizaciones para la película "Spectra"

Más información