Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Barcelona destituye a Sito Alonso y asume otro proyecto fallido

El entrenador madrileño, que tenía un año y medio más de contrato, deja al equipo fuera de Europa y con un balance de 21 derrotas y 19 victorias

Sito Alonso Ampliar foto
Sito Alonso, durante el Baskonia-Barça. EFE

Sito Alonso ha dejado de ser el entrenador del Barcelona siete meses después de haber asumido el cargo. El técnico madrileño tenía contrato hasta el verano de 2019. La directiva del Barcelona, reunida este lunes, ha analizado los deficientes resultados y el mal juego del equipo. La imagen que ha deparado el equipo azulgrana, lejos de corregirse, se ha agudizado en los dos últimos partidos. Ambos los perdió, el jueves en la Euroliga y en el Palau ante el Armani Milán (81-83) y el domingo en Vitoria ante el Baskonia (96-72).

Durante el descanso del partido ante el equipo baskonista, Hanga declaró: “Esto es una vergüenza. Hay que hacer algo”. Cuatro días antes, el capitán del equipo, Juan Carlos Navarro, además de constatar que el Barcelona ya estaba prácticamente eliminado en la Euroliga, declaró tras la derrota en el Palau: “Estamos decepcionados. Sin consistencia, sin confianza, incluso sufrimos un poco de miedo un poco de presión al final”.

La directiva era reticente a adoptar una medida drástica. Sito era la apuesta del director deportivo, Nacho Rodríguez, y llegaba tras otra convulsa temporada, con Georgios Bartzokas al frente, que a su vez llegó al club en el verano de 2016 después de que el club decidiera poner punto y final a la era de Xavi Pascual.

Tan decepcionante fue el periplo con Bartzokas que el club entendió que lo mejor era indemnizarle por la temporada que le quedaba de contrato, e iniciar una nueva etapa. Pero los resultados y las actuaciones del equipo con Sito Alonso al frente se resumen con números demoledores. El Barcelona es 13º en la Euroliga, con siete victorias y 14 derrotas. Y es tercero en la Liga Endesa con 12 triunfos y siete derrotas. En total, 19 triunfos y 21 derrotas.

Los indicios de la falta de sintonía en el vestuario eran palpables desde hace tiempo. A finales de octubre el equipo azulgrana empezó a encadenar derrotas y el propio técnico ya avisaba: “Mi equipo no puede jugar con una intensidad tan baja”.

El entrenador madrileño, que llegó al cargo junto a siete nuevos jugadores (Heurtel, Pressey, Hanga, Sanders, Moerman, Oriola y Séraphin, además de Marc García que regresó de su cesión al Baloncesto Sevilla, y de Kurucs, del filial), adoptó decisiones muy cambiantes. Le encomendó el timón del equipo a Phil Pressey, una apuesta un tanto arriesgada del club. Se trata de un jugador de 26 años que llegaba procedente de la D-League y sin experiencia en Europa. Poco a poco fue perdiendo confianza en él y apostó por Pau Ribas en la posición de base junto a Tomas Heurtel. Empezó el curso dando muy pocos minutos a Tomic, prescindió muchas veces de Navarro, otras muchas de Vezenkov y otras de Sanders. Acabó encontrando un quinteto que dio resultado por momentos, el formado por Pau Ribas, Navarro, Hanga, Moerman y Tomic. Tampoco tuvo demasiada continuidad.

Alfred Julbe es el sustituto de forma interina

Alfred Julbe, entrenador del Barça B, que actúa en la LEB Oro, se hará cargo del equipo azulgrana a partir de hoy y, por ahora, de manera interina. El Barcelona debe preparar el partido que le enfrenta el jueves al Maccabi en Tel Aviv, correspondiente a la jornada 22 de la Euroliga, una competición en la que los azulgrana ya no tienen prácticamente ninguna opción. El domingo, en la Liga Endesa, el Retabet Bilbao visita el Palau Blaugrana.

Julbe, campeón de Copa con el Joventut en 1997, suma 542 partidos en las 16 temporadas que ha entrenado en la ACB. Es el octavo entrenador que suma más partidos en la máxima competición.

El director deportivo Nacho Rodríguez deberá decidir ahora si contrata a un nuevo entrenador. Entre los nombres que se barajan están los del croata Velimir Perasovic, el serbio Svetislav Pesic y el montenegrino Dejan Radonjic, todos ellos sin equipo en este momento.

El club decidió fichar el 30 de enero al escolta francés Edwin Jackson, exjugador azulgrana, ahora en China y por el que pagó los derechos en España al Movistar Estudiantes. Pasó a engrosar una plantilla con 16 jugadores, incluidos los dos que constan en calidad de vinculados, Marc García y Rodion Kurucs.

Algunos resultados llevaron a engaño. En noviembre, el Barcelona ganó al Real Madrid en el Wizink Center el primer clásico en la Liga (80-84). Un espejismo. Solo tres días después cayó en la cancha del Bamberg alemán (84-81) después de dilapidar 26 puntos de ventaja. Las derrotas siguieron acumulándose, empezando por la que sufrió en el segundo clásico, en la Euroliga, en Madrid (85-75), y siguiendo por una más en el Palau ante el Gran Canaria (77-88). Tras ese partido, una parte de la afición azulgrana despidió a Sito con pitos.

“No quiero pensar en los jugadores que están en baja forma, sino en por qué están así”, declaró Sito después del encuentro ante el equipo canario. “Por qué no luchar todo lo que podemos luchar cuando tenemos que hacerlo. Podíamos haber luchado más. Nos hemos rendido a nivel gestual en diferentes situaciones y eso no lo podemos permitir”.

Precisamente ante el Khimki de Bartzokas se recuperó el Barcelona (65-79) y ganó su primer partido fuera de casa en la Euroliga después de casi un año. Acto seguido, además, apabulló al poderoso CSKA en el Palau (85-72). Pero el equipo azulgrana volvió a las andadas con las derrotas en Atenas y Andorra, el principio del fin de Sito, que se consumó ante el Armani y el Baskonia. Fue el final en la corta etapa de Sito Alonso en el Barcelona.

Más información